Anticapitalistas en la Otra

Anticapitalistas en la Sexta es un espacio de discusión y organización política de carácter anticapitalista e internacionalista, que busca enlazar las luchas y fortalecer la unidad de las y los trabajadoras de la Ciudad, el Campo, el Mar y el Aire, y del resto de l@s explotad@s por el sistema capitalista para avanzar en la construcción de un Programa Nacional de Lucha y su Plan de Insurrección. Como segundo propósito buscamos difundir las luchas, denuncias y actividades de los adherentes a La Sexta en el país y el mundo, y también de todos aquellos que que sin ser parte de La Sexta se encuentren abajo y a la izquierda.

contáctanos en: aaoc2010@gmail.com
Video del mes: Palabras del mes: Es preciso no olvidar que en virtud y por efecto de la solidaridad del proletariado, la emancipación del obrero no puede lograrse si no se realiza a la vez la liberación del campesino. De no ser así, la burguesía podría poner estas dos fuerzas, la una frente a la otra, y aprovecharse, por ejemplo, de la ignorancia de los campesinos para combatir y refrenar los justos impulsos de los trabajadores citadinos; del mismo modo que, si el caso se ofrece, podrá utilizar a los obreros poco conscientes y lanzarlos contra sus hermanos del campo. CARTA DE EMILIANO ZAPATA A GENARO AMEZCUA Tlaltizapán, Febrero 14, 1918

Firma en contra de la reactivación del proyecto de despojo en Atenco

domingo, 24 de julio de 2011

NO MAS DEMOCRACIA 2012

2012: NO MÁS DEMOCRACIA, NO MÁS SU GOBIERNO, NO EN NOMBRE NUESTRO.
A TODAS Y  TODOS LOS TRABAJADORES EN MÉXICO:
Ya los principales partidos se preparan para repetir el gran engaño de cada seis años.
El PAN para mantenerse en el gobierno federal por la vía del fraude.
El PRD, PT  y Convergencia (MORENA), que son lo mismo, para organizar la próxima derrota y la desilusión.
 El PRI para regresar a la presidencia haciendo uso de todas sus sucias mañas de siempre.
La derecha, la izquierda y el centro preparan, cada quien su papel para el teatro que harán juntos. Los partidos pequeños harán la comparsa a uno u otro candidato para recoger las migajas y la parte del botín que les corresponda.
Miles de millones serán gastados en las campañas. Legal e ilegalmente. Para comprar conciencias. Para repartir limosnas. Para pagar anuncios Para comprar silencios. Para pagar ataques.
Las televisoras, la radio comercial y la prensa vendida se quejarán de que se les obligue a anunciar a los candidatos. No porque defiendan la libertad. No porque les afecte el dispendio. Sí porque exigen el derecho a ser sólo ellos quienes elijan a quién apoyar y a quién destruir. Sí porque reclaman que no se les quite el negocio de la venta de espacios.
Esa  es la democracia mexicana y no puede ser otra. No hay que reclamarla ni exigirla.  Ni hace falta construirla o soñarla porque ya la vivimos. Ya la sufrimos.
En el salario y la pensión que no alcanzan.
En el trabajo que nos esclaviza.
En las horas extras no pagadas.
En el desempleo.
En el trabajo informal sin sueldo seguro, sin seguridad social y sin prestaciones
En los “accidentes de trabajo.”
En la inestabilidad laboral y los despidos injustificados.
En la salud que no tenemos.
En las medicinas que hay que pagar y son caras.
En la educación superior a la que no tenemos acceso.
En la renta que es cara.
En la vivienda que habitamos y es miserable o se inunda
En los altos precios del gas, la gasolina y el diesel.
En los cobros desmedidos por la luz.
En la destrucción de los lugares por donde caminamos para poner en su lugar grandes avenidas donde seremos atropellados.
En  la destrucción de los centros recreativos para poner en su lugar grandes negocios.
En los miles de muertos por la militarización y la competencia por el mercado de la droga. Militarización ordenada por el gobierno imperialista del norte. Guerra por la ganancia de la droga y no contra la droga. De la que el gobierno federal es cómplice pues también es parte del negocio.
En los niños muertos de la guardería ABC. Asesinados por los que ordenaron privatizar o subrogar este servicio.
En los mineros muertos, asesinados por la negligencia de la empresa, el sindicato y el gobierno.
En las y los los luchadores sociales presos, en los asesinados, torturados y desaparecidos. En las mujeres violadas por soldados, policías y paramilitares.
Todos los partidos y todos los candidatos nos llamarán a votar para que siga esto.
Todos prometerán un cambio.
Ninguno cambiará nada en nuestro beneficio.
Así funciona y ha funcionado siempre la DEMOCRACIA.  El gobierno de los que explotan, roban, engañan y mienten en nombre del pueblo y la nación.
Nosotros decimos ya no más.
No más democracia.
No más su gobierno.
No en nombre nuestro.
Nosotros no votamos.
Queremos construir un movimiento en contra de todo eso.
No un Movimiento Ciudadano
No un  nuevo Pacto social.
No por ningún candidato de ningún partido o candidato ciudadano.
No para salvar o reconstruir al Estado.
Necesitamos salvarnos nosotros mismos.
Necesitamos construir algo distinto:
Un gobierno y  un poder de las y los de abajo.
No simplemente del pueblo ni de los ciudadanos porque eso es su democracia y no nos sirve.
Si de los que trabajamos, si de los que producimos, si de los que no tenemos nada.
Y para empezar, una fuerza organizada que diga No Más Democracia, estamos hartos.
Que levante la voz y actúe por nuestras necesidades y demandas inmediatas.
No para hacer marchas  o mítines de miles o de cientos de miles que al final sean traicionados y no logren nada.
No para conformar grandes frentes con los  mismos políticos profesionales y líderes de  siempre.
No para hacer   tomas  violentas de casetas o carreteras. No para incendiar edificios. No para destruir bancos, aparadores y comercios. No para poner explosivos. No para tomar las armas.
Tampoco para pedir la paz a los que hacen la guerra. Tampoco para hacer huelgas de hambre. Tampoco para negociar con el gobierno. Tampoco para sentarse en diálogos falsos y abrazar a los asesinos.
Si para encontrarnos como trabajadores, empleados, desempleados, formales e informales. Si para reunirnos y ver cómo hacemos para empezar a cambiar todo esto. Discutiendo acciones que pueden ir desde simples brigadas, manifestaciones, hasta paros, tomas de los centros de producción y trabajo y huelgas, según sea posible.
Sin sindicatos. Sin líderes que puedan ser comprados o encarcelados. Sin representantes permanentes.
Aprovechemos cada espacio y momento que tengamos: en los centros de trabajo, en los barrios y colonias. A la salida de la fábrica. En la mina, en la obra, en la escuela, en la clínica. En las calles, en los mercados,  en auditorios o bodegas. Incluso antes y después de las grandes manifestaciones que otros convoquen.
Para reunirnos en ASAMBLEAS AUTÓNOMAS. Para discutir y decidir entre todos que hacer y como lo hacemos.
Construyamos desde hoy este movimiento que sea de todos. Que no reciba órdenes de ningún personaje o caudillo Que no rinda cuentas a ninguna comandancia. Que no se detenga o vaya más allá de donde las propias asambleas decidan.
Quien quiera sumarse a esta convocatoria simplemente tome este mensaje y llévelo a otros o publíquelo. No importa quién firma sino cuantos empezamos a hacer algo en un mismo sentido.
Esta convocatoria no es propiedad de una organización, individuo o partido. Llamamos a construir un movimiento no a obedecer ni seguir  ni encumbrar a nadie.
Sin voceros y sin líderes. Sin registro y sin siglas Sin nadie que negocie en nombre nuestro. Sin nadie que traicione porque todos estaremos al frente.
Que el ruido inútil de sus campañas se apague con la voz en alto de nuestras protestas. Que esta vez  no haya fiesta en paz para los políticos.  Si están de acuerdo tomen este llamado tal cual  y repártanlo. Estas son nuestras consignas.
2012: NO MÁS DEMOCRACIA, NO MÁS SU GOBIERNO.
NOSOTROS NO VOTAMOS: NOSOTROS NOS ORGANIZAMOS Y LUCHAMOS.
República mexicana Julio de 2011.
 Twitter @NOMAZDEMOCRACIA


Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Videos

Loading...

Catálogo de la cooperativa de Muebles Tintero en PDF