Anticapitalistas en la Otra

Anticapitalistas en la Sexta es un espacio de discusión y organización política de carácter anticapitalista e internacionalista, que busca enlazar las luchas y fortalecer la unidad de las y los trabajadoras de la Ciudad, el Campo, el Mar y el Aire, y del resto de l@s explotad@s por el sistema capitalista para avanzar en la construcción de un Programa Nacional de Lucha y su Plan de Insurrección. Como segundo propósito buscamos difundir las luchas, denuncias y actividades de los adherentes a La Sexta en el país y el mundo, y también de todos aquellos que que sin ser parte de La Sexta se encuentren abajo y a la izquierda.

contáctanos en: aaoc2010@gmail.com
Video del mes: Palabras del mes: Es preciso no olvidar que en virtud y por efecto de la solidaridad del proletariado, la emancipación del obrero no puede lograrse si no se realiza a la vez la liberación del campesino. De no ser así, la burguesía podría poner estas dos fuerzas, la una frente a la otra, y aprovecharse, por ejemplo, de la ignorancia de los campesinos para combatir y refrenar los justos impulsos de los trabajadores citadinos; del mismo modo que, si el caso se ofrece, podrá utilizar a los obreros poco conscientes y lanzarlos contra sus hermanos del campo. CARTA DE EMILIANO ZAPATA A GENARO AMEZCUA Tlaltizapán, Febrero 14, 1918

Firma en contra de la reactivación del proyecto de despojo en Atenco

viernes, 10 de febrero de 2012

¡¡¡VIVA LA GRAN MANIFESTACIÓN DEL 9 DE FEBRERO DE 1987 DEL CEU!!!

¡¡¡viva la gran manifestación del 9 de febrero de 1987 del CEU!!!
 
Magna Manifestación del CEU, de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco al Zócalo de la Ciudad de México, 9 de Febrero de 1987, 16:00 Horas.
 
“Lunes 9 de febrero. 4 de la tarde
 
—¿A quién se le puede olvidar la masacre?
 
Es lógico un poco de miedo aunque haya pasado tanto tiempo. Los fantasmas de la represión se disipan, sin haberse constituido.
 
En la Plaza de las Tres Culturas, en demolición, todo es confianza y ansiedad organizativa. Desde el altavoz se encauza la exaltación: "Iniciará la marcha el CCH-Oriente, ejemplo de organización y disciplina en este movimiento". Y la orden de contención: "Se avisa a los miembros del CEU que no habrá pintas en el transcurso de la marcha".
 
La huelga de la UNAM se expande hasta adquirir las proporciones de una manifestación a la que distinguen las sensaciones del éxito, y la batalla por el consenso. A ganar voluntades, a diseminar consignas donde se profundice la vehemencia académica: "El examen no es más que el bautizo tecnocrático del saber" (manta de Ciencias) / "Aprender la tecnología jurídica para crear nuevos ordenamientos jurídicos" (manta de la Facultad de Leyes)/ "No a la universidad elitista y maquiladora". El abigarramiento es parte del consenso: teatro callejero, simposios callejeros, murales efímeros. Se toman fotos con profusión para dejarle a los hijos por venir oportunidad del pasmo divertido. "¿Todo en orden?" se pregunta sin cesar desde los waIkie-talkies. "¿A qué horas comenzamos a botear?" Los de Filosofía multiplican las referencias literarias: "Cuando despertó, el CEU todavía estaba allí" / "Si Cervantes viviera con nosotros estuviera" / "Somos mucho más que dos" / "José, cómo me acuerdo de ti en estas Revueltas". Los policías parecen divertirse, enfrascados en la lectura de boletines informativos.
 
¿Cómo es el sonido de una marcha al comenzar? Es muchas cosas al mismo tiempo: humor traducido en orgía de la onomatopeya, ruido imprecisable y salvaje, murmullo desmesurado. El CEU avanza a su segunda conquista del Zócalo, en medio de la obsesión por la consigna, por reducir a frases filosas la experiencia política. Estudiantilista, concentrada en sus objetivos, muy levemente antigubernamental, la marcha se permite el lujo de la ironía clasista:
 
La educación/ primero/ al hijo del obrero
La educación/ después/ al hijo del burgués.
 
Los estudiantes de la Facultad de Música extreman el mambo "Aguanta la huelga", y al pasar por la Plaza Garibaldi incitan a la recuperación gremial: "Mariachi/ consciente,/ se une al contingente". Algunos anarquistas, o que así se autoclasifican, caminan con máscara negra y su A gigante. "¡¡Duro, duro, duro!!" La conquista pacífica de la ciudad es innegable. Muy pocos negocios se cierran, hay aplausos, risas, opiniones favorables vertidas a los centenares de grabadoras asidas por miles de estudiantes de Ciencias de la Comunicación: "Este movimiento puede transformar a la capital", argumenta una señora. "Esto es fantástico, realmente. Es una fiesta estudiantil, pero no para echar relajo, sino por algo justo", dice un burócrata (que se identifica como tal porque lo identifican como tal). "Los estudiantes, están demostrando que el camino no es la violencia, sino la cultura, la cultura como derecho", exclama un funcionario que prefiere no identificarse.
 
Esta vez es más amplia la participación del sector académico. Es su oportunidad de convertirse en fuerza política, y quiere aprovecharla. Los profesores del bachillerato siguen siendo mayoría (y su apariencia explica por qué se dicen a sí mismos "pobresores"), pero los de facultades se estrenan como manifestantes, y para hacerlo asimilan el estilo juvenil, y se adaptan a las técnicas ceuistas.
 
La llegada al Zócalo carece de la intensidad emocional, de la vez primera, pero el número es mayor y el júbilo de la expansión es más sólido. Se queman algunas mantas, truenan cohetes, se elevan dos grandes globos con fuego que dicen CONGRESO. "Llevaremos a Carpizo a la cordura." El mitin es anticlimático, pero ¿qué mitin podría serle convincente a más de 250 mil personas?”*
 
* Carlos Monsiváis. ¡¡¡Duro, duro, duro!!!(Crónica del CEU: 11 de septiembre de 1986. 17 de febrero de 1987). Cuadernos Políticos, Número 49/50. México, D.F., Enero-Junio de 1987, pp. 30-59.
 
9 de Febrero de 1987
“Febrero
9.        Marcha nacional de la Plaza de las Tres Culturas al Zócalo convocada por el CEU. Asisten más de cien mil universitarios, las demandas son: 1) derogación de las modificaciones a los reglamentos de Inscripción, Exámenes y Pagos, 2) Congreso Universitario democrático y resolutivo, 3) constitución de una Gran Comisión Organizadora del Congreso.”*
 
* Miguel Ángel Farfán Caudillo. Cronología del Movimiento Estudiantil 1986-1987 y Congreso Universitario de 1990. http://www.bibliog.unam.mx/iib/proyectos/oplime/cronologia86_90.html#


Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Videos

Loading...

Catálogo de la cooperativa de Muebles Tintero en PDF