Anticapitalistas en la Otra

Anticapitalistas en la Sexta es un espacio de discusión y organización política de carácter anticapitalista e internacionalista, que busca enlazar las luchas y fortalecer la unidad de las y los trabajadoras de la Ciudad, el Campo, el Mar y el Aire, y del resto de l@s explotad@s por el sistema capitalista para avanzar en la construcción de un Programa Nacional de Lucha y su Plan de Insurrección. Como segundo propósito buscamos difundir las luchas, denuncias y actividades de los adherentes a La Sexta en el país y el mundo, y también de todos aquellos que que sin ser parte de La Sexta se encuentren abajo y a la izquierda.

contáctanos en: aaoc2010@gmail.com
Video del mes: Palabras del mes: Es preciso no olvidar que en virtud y por efecto de la solidaridad del proletariado, la emancipación del obrero no puede lograrse si no se realiza a la vez la liberación del campesino. De no ser así, la burguesía podría poner estas dos fuerzas, la una frente a la otra, y aprovecharse, por ejemplo, de la ignorancia de los campesinos para combatir y refrenar los justos impulsos de los trabajadores citadinos; del mismo modo que, si el caso se ofrece, podrá utilizar a los obreros poco conscientes y lanzarlos contra sus hermanos del campo. CARTA DE EMILIANO ZAPATA A GENARO AMEZCUA Tlaltizapán, Febrero 14, 1918

Firma en contra de la reactivación del proyecto de despojo en Atenco

sábado, 20 de agosto de 2011

Aportaciones Personales al Programa Nacional de Lucha

Aportaciones al Programa Nacional de Lucha

- aportaciones personales-
Virgilio Torres, miembro del Grupo Marxista Revolucionario
17 de mayo de 2010

  
CONSIDERACIONES GENERALES SOBRE EL PROGRAMA

A cada clase o estamento social le corresponde un programa histórico. El programa de la burguesía ha sido y es llevar adelante el sistema capitalista. El programa de la social democracia, es decir, de la <> es embellecer la democracia burguesa y quitarle los filos al programa socialista.

El programa socialista o comunista, es el de la clase proletaria, el socialismo es la desaparición de las clases sociales mediante la revolución proletaria mundial, una vez que esta es triunfante y han desaparecido las clases sociales, el hambre, la injusticia y la miseria, podemos hablar de comunismo. Los trabajadores, en especial los obreros, constituidos en clase, son los únicos que pueden oponer un programa revolucionario al resto de las clases, en particular a la burguesía, su clase antagónica

El programa socialista o comunista, es directamente el de la construcción de un nuevo mundo, cualitativamente distinto al que conocemos, en la que nuestra especie supera el estado animal, pasando del reino de la necesidad al renio de la libertad. Esa tarea compete al conjunto de la sociedad una vez emancipada del modo de producción capitalista y de su Estado.
El objetivo principal del programa socialista o comunista es el de la revolución proletaria que habrá de destruir dicho sistema. Pero la elaboración de tal programa no puede partir sino de la defensa de las condiciones de vida de los trabajadores por ellos mismos, de la solidaridad, la organización y la conciencia construida y desarrollada por éstos en sus luchas cotidianas. El programa no surge de la proclama de ningún grupo iluminado. Es decir, parte de una base material, no es un ideal que se implanta en la mente de nadie. Es por todo ello el único programa revolucionario posible.
Sin revolución proletaria no es posible destruir al capitalismo.
Decir esto es casi una perogrullada para los proletarios conscientes. Pero es un principio a defender ante quienes pretenden que es posible subvertir el orden establecido sin confrontarlo violentamente.
Revolución proletaria o revolución comunista mundial no es la defensa de la patria ni la Liberación Nacional. Revolución proletaria o revolución comunista mundial significa echar abajo el Estado burgués, tomar el poder los trabajadores, es decir, imponer su dominación política.
La toma del poder político por los trabajadores, a través de los consejos obreros, es la dictadura del proletariado.
Sin la toma del poder político a nivel mundial por la clase  obrera, es imposible destruir el modo y las relaciones de producción capitalistas.
El modo de producción capitalista y sus leyes monopolistas, como la ley del valor, imperan mundialmente. No se puede evadir local ni nacionalmente un sistema mundial. No es posible construir otra economía que pueda sobrevivir dentro del capitalismo sin antes derribarlo mundialmente. No podemos caer en el error de creer que con formar una cooperativa o un centro de autogestión estamos evadiendo por completo al sistema capitalista, pues las cooperativas tienen que comprar la materia prima a empresas capitalistas, dentro de un sistema económica capitalista, la autogestión, las cooperativas, no son sino distintos modos de resistir (y en algunos casos administrar) la explotación capitalista, pues están sometidas a su acoso e influjo, no son pocos los ejemplos de cooperativas que son destruidas pro ambiciones de tipo personal, los individuos nos desenvolvemos en un sistema económico global, y no es sino hasta destruirlo globalmente cuando podremos triunfar.

El control obrero es un pequeño y glorioso paso hacia la propiedad social, esto quiere decir que al igual que las cooperativas, los proyectos autogestionarios, y “altermundistas” son en ocasiones, formas dignas de resistir y de decir ¡aquí estamos y no nos vamos!, mismas que deben estar en lucha abierta y permanente contra el sistema que nos oprime, mientras el sistema capitalista sea el dominante política, económica y militarmente, nuestros proyectos autogestionados estarán en peligro permanente, serán como un par de corderos en un mar de lobos capitalistas.
A los trabajadores compete expropiar los medios de producción para que éstos puedan ser socializados.

El socialismo es una nueva sociedad sin clases en la que no impera la propiedad privada sobre los medios de producción, la ley del valor ni el trabajo abstracto o asalariado. Y en la que cada quien deberá recibir según su necesidades para desarrollarse libremente.
Se reitera lo de otros encuentros, el presente programa no es para buscar ni legitimación, ni interlocución con el gobierno, es decir, no es un programa para negociar.
Tampoco con el presente programa, estamos planteando la amnistía (solicitar perdón) como forma de liberar a las y los presos políticos Tenemos aún formas legales de plantear la toma de algunos medios  de producción, y por tanto, de luchar civil y pacíficamente, dentro de los marcos de la VI Declaración de la Selva Lacandona. Buscar las formas civiles y pacíficas para luchar por el presente programa, que si el Gobierno responde con violencia, los trabajadores sabremos responder como se debe: con la violencia revolucionaria.

A) Expropiación de los medios de producción

1. Considerando que como consecuencia de los resultados de la guerra revolucionaria de 1910 la clase burguesa se autoproclamó  la guardiana y administradora de los bienes de la nación. Y que esta clase no solo despilfarró estos bienes sino que los vendió a los imperialistas como si fueran suyos solamente. Nos proponemos la reapropiación de los bienes de la nación mediante su expropiación  por la clase obrera.
I- Industrias Eléctrica y Energética: PEMEX, Luz y Fuerza, CFE las empresas gaseras, empresas de generación eólica, termoeléctricas, hidroeléctricas y demás pasarán a ser controladas por los trabajadores manuales e intelectuales y se usarán para el desarrollo socialista bajo órganos de represión despiadada contra los viejos explotadores para socializar los grandes monopolios que han oprimido y despojado a nuestros pueblos..
II- Tierra: Los grandes latifundios, extensiones agrícolas y ganaderas  capitalistas, viveros, fábricas de maquinaria agrícola, y toda la planta relacionada serán expropiados para dar alimentación al pueblo. Se entregarán para su trabajo colectivo a los trabajadores agrícolas, campesinos sin tierra, campesinos pobres y jornaleros. Reapropiación de las tierras que han sido despojadas a los pueblos originarios. Expropiación sin indemnización para las tierras comprendidas en los primeros metros de costa. Se consideran socializadas sin indemnización para los particulares todas las aguas comprendidas en el territorio nacional, así como toda la infraestructura hidráulica. Se consideran socializados los terrenos boscosos, selváticos, de mangle, y demás que la revolución considere para su protección. Expropiación de todos los terrenos agrícolas en donde se emplee mano de obra asalariada, se trate de ejidos, pequeñas propiedades o tierras comunales. Limitar la extensión de la propiedad individual de la tierra a aquellas que puedan trabajar el campesino, su familia o las comunidades agrarias sin emplear mano de obra asalariada. Expropiación sin indemnización de todas las propiedades de cabezas de ganado que excedan las 10 cabezas en pie de ganado vacuno, ovino o equino, las 20 de ganado bovino, caprino o porcino y las 50 de aves y especies menores. Sin importar su extensión o régimen de propiedad, se confiscan todas las zonas forestales, reservas ecológicas, playas, islotes, vasos acuíferos, esteros y todas aquellas donde se encuentren o se puedan encontrar o explotar recursos hidráulicos, energéticos, mineros, combustibles, yacimientos, petroleros siempre que su uso o conservación sea o pueda ser estratégico para el Gobierno de los Consejos Obreros (GCO).

*Aquí se trata del término mal acuñado por los españoles

III- Industria minera: La industria minera será expropiada pasando a ser controlada por los trabajadores. En el caso de Minera México y demás empresas que sin conmiseración hayan llevado a la muerte a los mineros se les expropiará sin indemnización de ningún tipo, además de detenerse a sus propietarios.
IV- Alimento: En añadidura a lo referente a la tierra las grandes procesadoras de alimento, embutidoras, panificadoras, distribuidoras, empaquetadoras y demás empresas relacionadas se expropiarán para el mismo fin de dar alimentación completa al pueblo. Aquellas empresas culpables de acaparar y especular durante el orden burgués serán expropiadas sin indemnización.
V- Telecomunicaciones: TELMEX y demás empresas de telecomunicaciones estratégicas serán expropiadas, pasando a ser controladas por los trabajadores manuales e intelectuales y puestas en funcionamiento para el desarrollo del pueblo.
VI- Vivienda: ICA, CEMEX, Fester, Helvex, Home Mart, GEO, y demás empresas del ramo; constructoras, cementeras, siderúrgicas, bodegas de materiales, etc., serán expropiadas bajo control obrero. Serán utilizadas para dotar de vivienda digna al pueblo. Los hoteles, viviendas  ociosas, complejos departamentales que la revolución juzgue necesarios serán expropiados para dar techo a todos.
Actualmente la vivienda se entrega al obrero a un precio 700% más alto a su coste de producción, a ello se le tiene que añadir el hecho de que el interés por retraso de pago convierte el pago por el costo inflado de la vivienda, una deuda que puede ser impagable, perpetua y con miras a transmitirse a los hijos según las nuevas iniciativas de legislación para la vivienda. Esto es sólo un efecto del sistema capitalista, por ello, el estado obrero administrará estas viviendas otorgándolas por una cuota accesible, las rescatará y renovará en los casos necesarios. Expropiación de todas las propiedades urbanas que excedan los 500 metros cuadrados de suelo o las tres plantas de construcción. Así como de los muebles e inmuebles que excedan el límite de valor catastral promedio fijado por el Estado obrero. Se congelan todas las rentas para los que lleven al menos cinco años pagando y se entregan en posesión las viviendas a quienes lleven más de 5 años habitándolas o pagando créditos.
VII- Educación, cultura y ciencia: En cuanto a las empresas expropiadas en el punto anterior también se utilizarán para dotar de escuelas suficientes y dignas al pueblo. Para este fin también serán expropiadas las fábricas y maquilas de materiales escolares, de papelería, imprentas de libros de texto, grandes bodegas y distribuidoras, así como todas las que se juzguen necesarias para hacer acopio del material necesario. Se procederá de la misma manera, expropiándose, con las escuelas privadas, que al igual que las actualmente públicas serán puestas bajo control de los maestros y estudiantes y se les dará uso en función de las necesidades del pueblo, procurando la libre investigación de carácter científico en miras a  producir avances tecnológicos que puedan ser implementados donde así se requiera por consenso público en sus diversas aplicaciones específicas para reducir la jornada laboral, combinando la enseñanza con la práctica productiva donde así se requiera.
Nuestro deber como obreros del campo, la ciudad y el mar, es romper las cadenas que el capitalismo impone a la ciencia y a la tecnología bajo regímenes ultra religiosos y de ultraderecha. A su vez, el capitalismo impone las cadenas al desarrollo de las fuerzas productivas y el avance en la técnica de producción por la sencilla razón que es más caro renovar la infraestructura productiva (es decir, los medios de trabajo) que seguir trabajando bajo un régimen atrasado, extrayendo mayor plusvalía absoluta al trabajador reduciendo el personal laboral y aumentando la duración de la jornada de trabajo.
A diferencia del capitalismo, en el socialismo, bajo la abolición del secreto comercial y su base fundamental: la propiedad privada sobre los medios de producción, en la revolución socialista, la ciencia está para servir a la clase en el poder: al proletariado y todos los sectores libres de explotación en una sociedad sin clases, pero sí, en guerra permanente contra la burguesía nacional e internacional.
Bajo el capitalismo en los países imperialistas, el avance en la técnica de producción aumenta la plusvalía relativa (parte no retribuida de la jornada del trabajador), pues si con la vieja tecnología se producía bajo condiciones normales y una jornada normal cierta cantidad de mercancías, con la implementación de nueva tecnología, se produce el doble, el triple, o diez veces más en el mismo tiempo, esto no implica un aumento salarial, sino el desplazamiento de la fuerza de trabajo humana, aumentando el ejército industrial de reserva, aumentando las filas del desempleo y del asistencialismo que no soluciona el problema de fondo, sino que mantiene contento al desempleado, creando una base corporativa que mediatiza su verdadera conciencia de clase. Con esto no queremos decir que estamos en medidas como el seguro de desempleo, sino por el contrario, estamos porque toda persona tenga derecho al trabajo con una jornada laboral mínima sin reducción de salario, que toda persona tenga derecho a la cultura, el esparcimiento,  y todas aquellas cosas a las que hoy sólo unos cuantos privilegiados (la burguesía y la pequeña burguesía) pueden acceder,  que todo individuo tenga las garantías y recursos para desarrollarse como verdaderos científicos.
A diferencia del régimen capitalista, donde la ciencia y la tecnología son vendidas al mejor postor (como una mercancía) para implementarse sin importar los costos, aumentando el grado de explotación de la plusvalía tanto absoluta como relativa, arruinando a los productores de una misma mercancía en todos los países donde este régimen se implanta, bajo el GCO, la ciencia, la educación y la tecnología deben estar bajo control socialista de los estudiantes, obreros del campo, la ciudad y el mar.
Se confiscan sin indemnización por el GCO todas las colecciones de arte universal o nacional con una antigüedad mayor a 50 años. De igual modo, todas las piezas arqueológicas, códices, fósiles, inmuebles y muebles de valor histórico o cultural.
VIII- Comercio e Industria Sexuales: Expropiación de los medios de producción –bienes, capitales, recursos, etc.- del sexo comercial, incluyendo la calle misma.
Se destruirá todo el comercio sexual, desde el infantil, hasta el de mayores de 18 años, el comercio capitalista del sexo con sus respectivos cacicazgos serán prohibidos, perseguidos y combatidos abiertamente.
Toda persona que así lo desee podrá vivir su sexualidad de manera plena, libre de toda explotación, libre de toda obligación no importando que se tenga un acta de matrimonio durante el régimen burgués.
El Estado Obrero no será el “padrote”, sino será necesario que las actuales trabajadoras sexuales se incorporen a la lucha revolucionaria como cualquier otro obrero que vende su fuerza de trabajo. No será posible esto sin destruir el sistema social que crea redes de comercio infantil.
Mientras la revolución se gesta, se hará posible y necesario defender a las trabajadoras sexuales del acoso policiaco y del acoso social del machismo, la misoginia y cualquier abuso cometido. En este contexto, las y los trabajadores sexuales tendrán los mismos derechos de nuestra clase que como trabajadoras les corresponde.
 IX- Salud: Las empresas constructoras expropiadas así como las especializadas serán utilizadas para construir suficientes hospitales, clínicas, farmacias y centros de terapia dignos y suficientes para el pueblo.
Se expropiarán las fábricas y maquilas de instrumental médico, la infraestructura y propiedad intelectual de las grandes farmacéuticas, los laboratorios de materia prima y todo lo que la revolución juzgue necesario para dotar de instrumental, botiquines, medicina, vitaminas y complementos a los hospitales, clínicas, farmacias y centros de terapia.
X- Transporte: Toda la infraestructura de transporte; aeropuertos, puertos, caminos, carreteras, puentes, helipuertos, así como los autobuses, aviones, trenes y demás medios de transporte en poder de la gran burguesía serán expropiados para llevar a la gente y a los productos a donde los necesite el pueblo. Se incluyen los vehículos destinados al traslado de valores. Los puertos, vías férreas, trenes, flota de barcos y demás medios que el neoliberalismo destrozó serán expropiados y rescatados.
XI- Expropiación y disolución de todos los bancos, casas de cambio, sociedades de inversión y de ahorro, aseguradoras, agencias de envío y/o recepción de divisas, casas de préstamos, montepíos, empeños  agencias de financiamiento mobiliario e inmobiliario, casas de apuestas.
XII – Expropiación de todas las herencias millonarias, depósitos y cuentas de ahorro que rebasen un límite, inversiones financieras.
XIII- Expropiación de todos los fondos de retiro en manos particulares.
XIV- Expropiación inmediata de todas las tiendas de autoservicio y establecimientos comerciales no importando su tamaño, (incluyendo sus mercancías y equipos), que ocupen personal asalariado o sin pago: cerillos, cajeros, dependientes, promotores, volanteros, despachadores, cargadores, supervisores, administradores, gerentes, intendentes, edecanes, vigilantes, etc. Expropiación de los terrenos que ocupen mismos que se destinarán, según las prioridades y conveniencia para construir viviendas centros de abasto, hospitales, y escuelas. Control y expropiación progresiva del pequeño comercio en los sectores estratégicos.
XV- Se hacen extensivas estas expropiaciones a todas las antiguas paraestatales malbaratadas por el estado burgués.
XVI- Los tiempos y modalidades de las anteriores expropiaciones dependerán primeramente de la fuerza de la  organización obrera existente así como del desarrollo de la lucha. Tras el derrocamiento de la burguesía estos tiempos así como los modos de propiedad sobre los mismos medios (socializada, cooperativa, estatal) dependerá también del nivel de organización del GCO.
2. Considerando que la burguesía ocupa en general todos los medios de producción y del cambio bajo su poder para esclavizar,  despojar y robar cotidianamente a los obreros. Que en su uso capitalista también ha destrozado el equilibrio ecológico atentando contra todas las formas de vida sobre el planeta. Que no solo no los ha ocupado para desarrollar todas las capacidades de la humanidad sino que hoy ni siquiera puede asegurar la satisfacción de las  necesidades de las clases subalternas. Y que otros medios de producción y cambio serán necesarios para fundar las bases económicas de una nueva y más elevada sociedad. Se reconocerá a los obreros la propiedad sobre los medios de producción que de facto ocupen durante esta lucha revolucionaria. Igualmente se reconocerá a los obreros la propiedad sobre los medios de  producción que hagan parar en beneficio de esta lucha revolucionaria.
3. En virtud de que las relaciones sociales de producción no dependen de la voluntad, algunos antiguos patrones afectados por las anteriores expropiaciones no podrán solicitar una indemnización. Se crearán tribunales especiales para revisar los casos que se soliciten.
4. Las empresas que queden sin expropiar al final de la rebelión nacional se constreñirán a las condiciones laborales que imperen en las expropiadas. De entrada con la lucha triunfante se consideran nulas todas las derogaciones y medidas legales tomadas por el anterior estado burgués para desconocer las conquistas laborales; jornada máxima de 8  6 horas, salario digno, derecho a huelga, contrato colectivo, seguro social, etcétera.

B) Derrocamiento de la burguesía

1. Una vez enriquecido el programa y lista su versión definitiva, una vez articulada y consolidada la organización de los trabajadores del campo y la ciudad se definirá una fecha para la rebelión  nacional. En dicha fecha se decretará el estado de rebelión y se llamará al pueblo mexicano a luchar por la nueva sociedad. Dicho  decreto conlleva los siguientes puntos:
I- Se desconoce el gobierno de Calderón, quien ni siquiera cumple con las formalidades de la democracia burguesa, quien a más de llevar a cabo una política de represión militar contra el pueblo y una política económica antiobrera ha resultado inútil para hacer frente a la grave crisis.
Y asimismo se desconoce a cualquier sustituto emanado del poder burgués al que combatimos.
II- Se desaparecen los 3 niveles de poder, ya que siendo estructuras  del poder burgués resultan un lastre frente a las expropiaciones obreras. Disolución del gobierno burgués en sus niveles federal, estatal y municipal. Disolución de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial burgueses, tanto estatales como federales. Incluyendo: el Congreso de la Unión , las Cámaras de diputados y senadores, la Asamblea Legislativa del DF., la Suprema Corte de Justicia, los tribunales superiores de justicia, colegiados, unitarios y de circuito, el Consejo de la Judicatura , el ministerio público federal y estatal.
III- Destitución de todos los magistrados, jueces de distrito y del fuero común, disolución de todas las secretarías de estado, disolución de las comisiones de DDHH, del IFE, TRIFE, institutos electorales estatales. Se proscriben los partidos burgueses PRI, PAN, PRD y demás partidos con registro en el IFE. El pueblo tiene claro que sus mentiras, abusos, parasitismo, corrupción y descomposición no tienen nada que hacer en la nueva sociedad que construirá y que al contrario es de suponer que buscarían activamente la reagrupación de las fuerzas burguesas. Se les confiscarán sus oficinas, líneas telefónicas, coches, imprentas. Disolución del ejército federal, la Marina armada de México, la Fuerza Aérea Mexicana. Desarme y retiro de todos sus efectivos militares. Desaparición y desarme de la PGR , AFI, PFP, CISEN, procuradurías de justicia estatales, policías judiciales y ministeriales. Desaparición de todas las policías municipales incluyendo las comunitarias.
IV- Se abroga la Constitución Política y todas las leyes, códigos, normas y reglamentos secundarios vigentes a la caída del gobierno burgués.
V- Se disuelven todas las centrales corporativas y neocorporativas, existentes a la caída del gobierno burgués. Así como la persecución y encarcelamiento de charros, para ello será necesaria la expulsión ya la disolución de los grupos porriles de golpeadores y pistoleros al servicio de la patronal y el corporativismo.

Los sindicatos son agrupaciones formadas con sangre, sudor y fuego por parte de la clase trabajadora para arrancar pequeñas prebendas al patrón, son en general un agrupamiento especial por gremio (variando en número) de los trabajadores para defender sus salarios y derechos laborales, si está demostrado que con el sindicato, el trabajador puede ganar prestaciones históricas, es del todo necesario defenderlas, pero nuestra clase no debe dejar de ver que actualmente los sindicatos no agrupan ni al 25% de la clase obrera en toda América Latina, por ello, se hace necesaria la organización de los proletarios como clase bajo una organización revolucionaria que abarque a todos los obreros sin importar que tengan sindicato o no, una organización que combata abierta y frontalmente al sistema capitalista, que combata las causas, no los efectos del sistema, en el marco sindical no basta con obtener el dichoso “tope salarial”, necesitamos luchar en primer lugar por una escala móvil de precios salarios, es decir, las demandas transitorias por las cuales los obreros estallan una huelga, caracterizada por Marx como “la cabeza de hidra de la Revolución”, cada huelga es un ensayo de revolución donde los obreros enfrentan unidos como clase al patrón, sin embargo, nunca ha bastado con eso, pues el alza de precios siempre ha ido muy por delante de los llamados “aumentos” salariales, que en realidad son reducciones salariales.

Por todo ello debemos luchar por una organización a nivel nacional e internacional compuesta elemental y mayoritariamente por toda nuestra clase, que agrupe a todos los sectores de trabajadores y trabajadoras en un movimiento único de clase que extermine como ratas a los capitalistas y su sistema de trabajo asalariado. Tenemos que crear un organismo estatal que sirva de palanca para reprimir y expropiar a los expropiadores de recursos naturales y plusvalía, dígase de otro modo, reapropiarnos de todo lo que nos han robado, para ello proponemos el Gobierno de Consejos Obreros que funcionen en asamblea con democracia directa.

Los sindicatos podrán desaparecer cuando desaparezca la relación obrero-patrón y los centros de trabajo pequeños se conviertan en cooperativas en miras a integrarse a una proyecto socialista, las  empresas gigantescas, los monopolios serán socializados.

Una vez realizada la revolución socialista y la consecuente desaparición de las clases sociales, desaparece de una vez por todas la relación obrero-patrón, en este caso el sindicato pierde su razón de ser para ceder su lugar al gobierno del control obrero, a la asamblea del centro de trabajo que funcionará por democracia directa, consenso y si es necesario, votación de las decisiones y proyectos que ahí se impulsen.

VI- Se prohíbe todo culto fuera de los templos o lugares establecidos para ello, se expropian todos los edificios y propiedades bajo control o resguardo de las iglesias y pasan a control del GCO. Se prohíbe el envío de divisas o bienes materiales por particulares o iglesias al extranjero. La manutención de las iglesias queda bajo control del GCO, la iglesia no puede ser otro estado dentro el Estado Obrero, más precisamente, dentro del GCO.
VII- Se consideran derogados los acuerdos firmados por el gobierno burgués que sean lesivos para los trabajadores
Denotadamente el TLC, ASPAN, Iniciativa Mérida, Acuerdos en materia petrolera, y demás que considere el movimiento revolucionario y el clamor del pueblo.
VIII- Se detendrá a los represores; denotadamente a Enrique Peña Nieto, Mario Marín, Ulises Ruiz, Eduardo Bours, Felipe Calderón, Vicente Fox, Wilfrido Robledo, Eduardo Medina Mora, Francisco Ramírez Acuña, Juan Sabines, Lázaro Cárdenas Batel, Carlos Salinas de Gortari, Marcelo Ebrard, los que falten junto con sus mandos medios, gatilleros y operadores. Un tribunal popular los enjuiciará y les dictará las condenas que  considere adecuadas, dicho tribunal tendrá la potestad de dictar medidas extraordinarias para escarmiento de los enemigos de la revolución proletaria. Se les confiscarán todas sus propiedades. Se hará juicio penal a todos los representantes del poder legislativo, ejecutivo y judicial incluyendo presidente y expresidentes de la república, gobernadores y ex gobernadores de los estados, senadores y diputados federales y estatales, secretarios y subsecretarios de estado, ministerios públicos, jefes policíacos, jefes, clases, oficiales y tropa de las FFAA, a toda persona, organización criminal y/o funcionario (s) público (s) que promovieron o promuevan la explotación sexual comercial infantil (de manera destacada el actual Gobernador de Puebla) y en general a todo funcionario y ex funcionario del viejo gobierno burgués acusado por los delitos de fraude a la nación, tráfico de influencias, corrupción, despojo, secuestro, tortura, violación, homicidio, desaparición forzada, crímenes de guerra y de lesa humanidad, espionaje, infiltración, delación, y todos los que se definan por los tribunales revolucionarios o hayan estado establecidos al momento de la caída del gobierno burgués.

IX- Se detendrán igualmente a los charros y demás líderes corruptos que se han enriquecido a costa de reprimir a sus agremiados para cumplir los intereses de sus explotadores; que contra toda lógica, contra toda naturaleza y conciencia de clase se opongan al presente movimiento revolucionario y obstaculicen a la base obrera actuar por su emancipación.

C) Constitución del poder obrero

1. Como medida inmediata donde quiera que el movimiento obtenga el control; así sea de manera temporal, se liberará a todos los presos políticos.

2. Como medida inmediata donde quiera que los trabajadores obtengan el control se reconocerá la autonomía de los territorios indígenas en los términos que plantea el CNI.

3. Una vez derrocada la burguesía no permitiremos la recomposición de sus fuerzas, ni la intervención de las fuerzas imperialistas, ni la organización de huestes fascistas que atenten contra la propiedad social, base de la nueva sociedad. Por ello construiremos un aparato de poder propio y defensor de los intereses de los trabajadores del campo, la ciudad y el mar, este aparato será el Gobierno de los Consejos Obreros (GCO), para ello deberán estar ya formados estos órganos de poder con carácter ejecutivo y legislativo bajo democracia directa, que las desiciones sean tomadas en asamblea sin golpeadores capitalistas, los Consejos Oberos serán los órganos de la más abierta democracia para los oprimidos, y la más cruel dictadura de clase contra los opresores hasta reapropiarnos de todo lo que nos han robado mediante la socialización de los bienes que producimos precisamente de manera social, colectiva.

4. Formación de un congreso general de delegados de todos los consejos obreros como máximo órgano de gobierno a nivel nacional. Formación de un consejo de delegados de los consejos como instancia representativa y deliberativa permanente. Los consejos obreros serán órganos de representantes mandatados, rotativos, revocables, responsables, nombrados libremente en cada fábrica o centro de trabajo autónomos o en cada conjunto de ellos organizado territorialmente.

5. Una vez triunfante la rebelión, el Gobierno de los Consejos Obreros será la máxima instancia de poder y autoridad, será deber del GCO convocar a una nueva constituyente una vez realizado el derrocamiento político y económico de la burguesía en los siguientes términos.
En este sentido, la democracia directa en Consejos Obreros (hoy también llamdas asambleas populares) siempre será mil veces más democrática en los hechos que cualquier constitución.

I- La Constituyente podrá sesionar una vez derrocado el gobierno burgués y socializados todos los medios de producción, debemos sacar lecciones de la historia, la constitución de 1917 fue después de la huida de Porfirio Díaz, cuando se derrocó al poder formal (no al poder real de la burguesía), en la revolución de los inicios del pasado siglo, fueron los agentes de la burguesía Madero, Obregón y Venustiano Carranza quienes descarrilaron la revolución Mexicana, en el único sentido que podía avanzar era mediante la vía de las expropiaciones, aunque estas se dieron en un marco de coexistencia con el régimen partidista de tipo burgués.

II- La constituyente estará integrada por todas las fuerzas que abracen el presente plan. Podrán ser parte de la constituyente otros referentes, organizaciones y esfuerzos organizativos que luchen por alguna fracción del presente plan, siempre y cuando acepten integrar sus miembros a la Guardia Nacional. Podrán ser parte de la constituyente los órganos obreros, campesinos y populares que hayan sido partícipes del movimiento de rebelión con cualquier forma de lucha, siempre y cuando acepten integrar sus miembros al Ejército Revolucionarios de Masas del Pueblo (ERMP).

III.- Una vez elaborada la nueva constitución esta deberá ser ratificada por el pueblo de México que expresaría su voluntad en uno o dos referendos. La constituyente idearía los mecanismos de participación e interlocución en caso de que sea devuelta para su mejora.
IV- Reconociendo que las grandes cadenas de televisión, radio y prensa son un elemento primordial del aparato de control ideológico de la burguesía y que como tales sin duda alguna sabotearán y golpearán los esfuerzos de la constituyente. Serán confiscados todos los medios e infraestructura de dichas cadenas y se les entregarán a las fuerzas constituyentes para que lleven a cabo una campaña de propaganda y difusión rumbo al referendo de la constitución. La mayor parte de estos medios, una vez consolidada la nueva situación, se socializarán para educación y esparcimiento del pueblo.
V- Refrendada la nueva constitución será innegable que esta es depositaria de la auténtica voluntad de las mayorías mexicanas y así deberán reconocerlo los gobiernos extranjeros. Aquellos gobiernos que no reconozcan los poderes emanados de la nueva constituyente sufrirán la expropiación de su efectivo, sus medios, bienes e intereses.
VI- El papel posterior y la composición de la Guardia Nacional o milicias populares estarán formulados en la nueva constitución. En general su papel será el de formar al pueblo para su defensa, desapareciendo paulatinamente la necesidad, o el grado de ésta, de profesionales militares.
VII- Se establece el trabajo obligatorio para todos los mayores de 18 años que estén en condiciones de ello. Se prohíbe el trabajo asalariado, por propinas, esclavizado o forzado de los menores de 14 años. Se reduce la jornada laboral a cuatro horas diarias y 20 semanales como máximo incluyendo horas extras. Se aumentaran los salarios conforme a las posibilidades. Prohibición de la explotación del trabajo informal así como la explotación sexual comercial infantil (prostitución infantil, pornografía infantil, turismo sexual con menores de edad). Se garantiza la jubilación y pensión a todos los mayores de 50 años, sin importar el tiempo de trabajo o si han estado desempleados. Igualmente la protección de las viudas, niños abandonados y huérfanos.
VIII- Se congelan todas las rentas para los que lleven al menos cinco años pagando y se entregan en posesión las viviendas a quienes lleven más de 5 años habitándolas o pagando créditos.
IX- Se establece que el sistema de salud será gratuito, de calidad y accesible.
X- Se establece la educación pública, gratuita, científica y laica en todos los niveles. En el nivel básico bajo control directo del GCO, y en el nivel superior por el autogobierno de los estudiantes, empleados y maestros, que ahora serán todos trabajadores
XI- Se libera a todos los presos políticos encarcelados por el gobierno burgués. Así como a todos los presos del orden común excepto a aquellos acusados o sentenciados por homicidio, corrupción de menores, secuestro y violación, de los cuales se revisarán sus casos.
XII- Se confiscan sin indemnización por el GCO todas las colecciones de arte universal o nacional con una antigüedad mayor a 50 años. De igual modo, todas las piezas arqueológicas, códices, fósiles, inmuebles y muebles de valor histórico o cultural.
XIV- Se promueve el reconocimiento y respeto de la equidad entre hombres, mujeres, adultos, jóvenes, niños, ancianos, sin importar genero, edad, color de piel, idioma, sexo, nacionalidad preferencias etc.

XVI- Al triunfo de la rebelión se disuelven y prohíben todas las cámaras de comercio, industriales, asociaciones de propietarios, productores y distribuidores agropecuarios o prestadores de servicios, asociaciones de beneficencia, todo grupo de presión capitalista  y todo partido o agrupación política de orden capitalista.

NOTA. Se propone agregar a la Constituyente los siguientes textos: “Una forma de legitimar una constituyente es de manera territorial a través de municipios autónomos.”
Otra más: “… una nueva Constituyente donde se garantice la participación de la organización política de los trabajadores del campo, la ciudad y del mar, así como los trabajadores no asalariados entre los que sobresalen los trabajadores de calle como las trabajadoras sexuales”.
“i) La Reforma del artículo 123 constitucional, para que se eleven a rango constitucional los derechos laborales de las trabajadoras y trabajadores sexuales adultas no forzados, así como la propiedad cooperativista de los establecimientos mercantiles donde se ejerce el trabajo sexual … ii) La reforma del artículo 1 constitucional para que se consideren actos discriminatorios la instalación de zonas de tolerancia, controles sanitarios del trabajo sexual y registros, censos o padrones de “prostitutas””.


6. El Ejército Revolucionario de Masas del Pueblo (ERMP). A sabiendas que las “Guardias Nacionales” a través de la historia han sido organismos creados so pretexto de la “defensa nacional” para combatir a la revolución.

Atender al llamado de la “Guardia Nacional” significa atender a los llamados patrioteros, a ello tenemos que oponer la consigna del internacionalismo proletario: ¡Ningún ejército permanente, sino el pueblo en armas!, para que nadie lo pueda dominar, el ejército revolucionario del proletariado existirá en tanto existan las clases sociales, pues el ejército es el brazo armado de una clase para combatir a otra, el ejército revolucionario se hace necesario para que el proletariado pueda defender su hegemonía sobre los medios de producción socializados contra los ejércitos invasores y de los grupos de choque reaccionarios y fascistas, para poder apoyar militarmente la revolución mundial en donde se requiera.

No se necesita tener una mente suspicaz para saber que un ejército proletario se forma antes de la toma del poder para poder reapropiarse de lo que nos han robado, para ello es necesario un ejército revolucionario comandado por un organismo central: un comité militar revolucionario Atendiendo a los ideales de Emilano Zapata, Pancho Villa y los revolucionarios rusos Lenin y Trotsky, debemos tener la claridad de que mientras el pueblo TODO no esté en armas, no se sabrá hacer respetar.


XVI- Al triunfo de la rebelión se disuelven y prohíben todos los sindicatos, cámaras de comercio, industriales, asociaciones de propietarios, productores y distribuidores agropecuarios o prestadores de servicios, asociaciones de beneficencia, todo grupo de presión económica y todo partido o agrupación política que no participe en el GCO.


Programa mínimo y máximo ( o de lucha inmediata y mediata)

Nota: Se señala en una de las propuestas:
* Consideramos que en el presente programa la cuestión del programa inmediato y al largo plazo, como la antinomia de los pilares estratégicos y demandas concretas se resuelve. Ambos elementos se eslabonan, se contienen en una unidad dialéctica. Sin la concreción y la especificidad de cada demanda, ésta no existe y sin asumir un programa que se base en la destrucción de las posiciones de la clase burguesa, ninguna demanda se cumpliría.
* Por ello pensamos que se puede prestar solidaridad a todas las luchas de nuestra clase, siempre que difundamos el programa que hemos adoptado, que busquemos explicar y convencer a la mayoría de los trabajadores en dichas luchas que sus demandas son posibles de resolver de la mejor manera por nuestro programa


NOTA. Sobre el tema se expusieron otras propuestas:
“Las y los trabajadores resistimos y luchamos contra las políticas capitalistas de diversas formas. Consideramos que hay ejes de lucha generales que nos deben ir uniendo. Proponemos;:

Por el rescate de los derechos laborales establecidos en la Constitución General , en la Ley Federal del Trabajo, en el Contrato Colectivo y en disposiciones que refuerzan y amplían los anteriores, como los convenios firmados por México ante la OIT , en tanto que las anteriores son demandas por las que la clase obrera y las y los trabajadores han luchado
Por la salud y la seguridad social en su sentido amplio, colectivo, solidario, integral, intergeneracional y universal, para toda la población, otorgada de manera gratuita
Por democracia política y sindical entendiéndola como una práctica política necesaria hacia la transformación profunda e integral de los Sindicatos y de las condiciones sociales y políticas del país, desde abajo, desde los centros de trabajo; como una política y una práctica democrática directa y autónoma.
Contra la burocracia sindical (charros y neocharros) que han contribuido –asumiendo el papel de agentes de la burguesía- al deterioro de nuestras condiciones laborales, de las instituciones y del país
Contra las privatizaciones: de la industria eléctrica y energética; de la educación; de la vivienda; de la cultura; de la tierra, del agua y del aire. Por el control directo de esos sectores por parte de la clase obrera, de las y los trabajadores del campo y la ciudad. Por la preservación de nuestro medio ambiente
En el caso del petróleo, nunca ha sido nuestro. Formó parte del proceso de constitución del Estado-Nación. No podemos formular reformas a la ley que supuestamente nos beneficien, pues mientras siga el mismo sistema de explotación los beneficiados seguirán siendo unos cuantos. Las y los trabajadores petroleros junto con el resto de la clase, debe pelear por la apropiación de esa industria, como el de las demás
Por la recuperación de la tierra y su organización colectiva para la producción social. Por el respeto a su territorio, a los derechos, a la cultura y a la autonomía indígenas
Contra el patriarcado como forma de marginación y de dominación política, económica, ideológica y social que ejerce el capitalismo contra las mujeres.
Contra la discriminación y la marginación a sectores específicos de la población (mujeres, jóven@s, indígenas, trabajador@s sexuales, trabajador@s, lesbianas, homosexuales, anarquistas, punk, darketos, mujeres etc.)
Por organizar, propalar y hacer efectiva la Huelga General , para hacer realidad el programa general, mediato e inmediato de la clase obrera y de las y los trabajadores del campo y la ciudad. No para solicitar al Estado y sus instituciones que “cambie la política
neoliberal”
Contra la represión y la criminalización por parte del Estado, de los movimientos, y las y los luchadores sociales. Por la libertad de las y los presos políticos. Impulsar la Asamblea contra la represión y por la lucha social”

OTRA MAS PLANTEA:
1. Aumento Salarial de emergencia del 400 por ciento, esto a en base a que el poder adquisitivo de los salarios ha decaído en mucho más que el 75% de 1980 hasta 2010.
2. Congelamiento de los precios del gas natural y LP, gasolina y diesel. Congelamiento y reducción a la mitad de las tarifas eléctricas. Ni un aumento más a los productos de la canasta básica.
3. Contra el desmantelamiento y la entrega del sistema de seguridad social a manos privadas. Derogación de la nueva ley del ISSTE. Abajo Las modificaciones y reformas lesivas a los Regímenes de jubilaciones y pensiones a los Contratos colectivos de trabajo.
4. Libertad de organización para la defensa de los derechos y conquistas laborales. Ya sea dentro o fuera de los sindicatos existentes. No a los contratos de protección.
5. Jornada máxima laboral de ocho horas diarias y cuarenta semanales, por su reducción a seis y treinta. Pago de horas extras.
6. Por la implementación y el mejoramiento de condiciones de seguridad e higiene en los centros de trabajo. Rescate de los cuerpos de los mineros en Pasta de Conchos y castigo a los responsables del homicidio industrial.
7. No a la explotación del trabajo informal no asalariado.
Otra propuesta señala:
Defensa de las conquistas laborales de las y los trabajadores sexuales; Mejores condiciones laborales, organización de cooperativas, expropiación de los medios de producción por y para las y los trabajadores sexuales, erradicar las causas estructurales del sexo comercial infantil y adulto.

Formas de lucha
* Consideramos que la vía pacífica para transformar la sociedad de manera radical está cancelada.
* Consideramos que la forma de lucha privilegiada para conquistar los objetivos del presente programa es la Movilización revolucionaria de las masas.
* No descartamos que nuestros aliados puedan o nosotros mismos podamos adoptar otros modos de lucha de acuerdo a las circunstancias de la lucha de clases, de sus flujos y reflujos y condiciones cambiantes.

Consideraciones finales:

Contribución al PNL y programa de la clase obrera
* Consideramos la anterior propuesta de programa, nuestra contribución como sector obrero y de las y los trabajadores de la ciudad, el campo y el mar de La Otra Campaña al Programa Nacional de Lucha.
También lo reivindicamos como el programa revolucionario de la clase proletaria. Contiene los elementos de consenso recogidos en las propuestas y la discusión del Sector, y asimismo algunos puntos de disenso por lo que la discusión sigue abierta
* En primer lugar, se entregará y dará a conocer a la Comisión VI del EZLN así como a los demás adherentes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona , en espera de sus observaciones y críticas que tiendan a enriquecer el presente documento.
*En segundo lugar procederemos a su difusión masiva entre los trabajadores del campo, la ciudad y del mar, asalariados, no asalariados, desempleados, propagandizándolo y agitándolo para que lo conozcan, se lleve a su consideración, y lo hagan suyo, como el programa de clase, y se den las formas organizativas necesarias para llevarlo a cabo.
*En tercer lugar lo daremos a conocer a otras fuerzas buscando que coincidan en la mayor parte del programa para poder establecer una política de alianzas que fortalezca la posición de la clase proletaria rumbo a la rebelión.
* Este documento constituye la base de nuestro proyecto. Seguirá siendo objeto de consulta, análisis, crítica y discusión para su precisión, enriquecimiento y mejora entre los integrantes del Sector y de los adherentes de La Otra Campaña.



Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Videos

Loading...

Catálogo de la cooperativa de Muebles Tintero en PDF