Anticapitalistas en la Otra

Anticapitalistas en la Sexta es un espacio de discusión y organización política de carácter anticapitalista e internacionalista, que busca enlazar las luchas y fortalecer la unidad de las y los trabajadoras de la Ciudad, el Campo, el Mar y el Aire, y del resto de l@s explotad@s por el sistema capitalista para avanzar en la construcción de un Programa Nacional de Lucha y su Plan de Insurrección. Como segundo propósito buscamos difundir las luchas, denuncias y actividades de los adherentes a La Sexta en el país y el mundo, y también de todos aquellos que que sin ser parte de La Sexta se encuentren abajo y a la izquierda.

contáctanos en: aaoc2010@gmail.com
Video del mes: Palabras del mes: Es preciso no olvidar que en virtud y por efecto de la solidaridad del proletariado, la emancipación del obrero no puede lograrse si no se realiza a la vez la liberación del campesino. De no ser así, la burguesía podría poner estas dos fuerzas, la una frente a la otra, y aprovecharse, por ejemplo, de la ignorancia de los campesinos para combatir y refrenar los justos impulsos de los trabajadores citadinos; del mismo modo que, si el caso se ofrece, podrá utilizar a los obreros poco conscientes y lanzarlos contra sus hermanos del campo. CARTA DE EMILIANO ZAPATA A GENARO AMEZCUA Tlaltizapán, Febrero 14, 1918

Firma en contra de la reactivación del proyecto de despojo en Atenco

jueves, 14 de febrero de 2013

Rearmando la esperanza

Rearmando la esperanza

 
  Venían del barrio
      no necesitaron buscar a los de abajo
                      porque eran de allí mismo
para bien
          y para mal
llevaban la marca en el orillo
 
No se disfrazaron de nada
                           en el carnaval
                           de la vida jodida
más bien se plantaron
desde sus propias fuerzas
                        y experiencias compartidas
y desde allí aprendieron
          entre tantas otras cosas
                     buenas o no tanto
que si no metían pechera
los pisoteaba el desfile
               de los profesionales
               en eso de revolear tramperas
                                 y palos de arrear
para seguir tumbando
              y encerrando              
                      en la noria infeliz
 
No había que ser una luz
          para rebelarse
                ante tanta obscuridad
No fumaban bajo el agua
         pero entendian pronto y claro
 que no había que tropezar siempre
                        con la misma piedra
No vendían buzones
ni los compraban
amaban la vida
y la alegría
y sin embargo
hubo un día
en que a la vuelta
de una esquina cualquiera
              toparon con la injusticia
              y sus peores concesionarios
pegando duro
los golpes bajos
desparramando castigo                                            
imponiendo todas sus miserias
                          a los mismos de siempre  
 
Era imposible gambetear
               al monstruosario desatado
las bestias con chapa de institución
que ensangrentaban
fábricas, barrios, escuelas,
nuestras gentes
           campo afuera
                   asfalto adentro
decretando la obscuridad
la muerte
el saqueo
los negocios sucios
la inmundicia como sociedad
un destino de ganado
condenado de antemano  
 
Desde entonces
-como hicieron otros antes-
se prendieron a la mejor nostalgia
la de esa ausencia que apasiona
porque sigue por llegar
aquella del futuro sin mal
que será creación
        por nacer sin haber sido antes
        vivencia empecinada
        contra viento y marea
idea fuerza,
madre paridora
      siempre nueva
           a pesar que viene de lejos  
 
Y así fue
   que buscando la justa
   de cuestión en cuestión
   fueron comprendiendo más y mejor
          y asumiendo lo que entendían
porque además de palabras
tenían corazón y ganas      
 
Y se hicieron cargo,
   declarandose herederos
   de todas las ilusiones hechas pedazos
   de los sueños que siempre preguntan
y las respuestas empecinadas
que alientan la existencia
para que el mundo ya no sea una porquería
 
Por eso
desde el aquí y ahora de cada quien
se juntan para ocupar sus propios lugares
construyen a pulso
          cruces de caminos
para encontrarse
                 mano a mano
juntando los pedacitos queridos
             que rearmen la esperanza
al sol -o como se pueda-
pero siempre por fuera de las gusaneras
de las que nunca naceran mariposas
ni primaveras
 
Que nadie lo ponga en duda
ahí están
         nuestras gentes compañeras
         porque sí, se la creyeron                              
y la seguirán
         seguramente la seguirán
         cueste lo que cueste
haciendo lo debido
y no cualquier cosa
porque sus hermanas y hermanos
            -aún quienes la sufren en silencio-
siguen sangrando
por las mismas heridas.
 


Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Videos

Loading...

Catálogo de la cooperativa de Muebles Tintero en PDF