Anticapitalistas en la Otra

Anticapitalistas en la Sexta es un espacio de discusión y organización política de carácter anticapitalista e internacionalista, que busca enlazar las luchas y fortalecer la unidad de las y los trabajadoras de la Ciudad, el Campo, el Mar y el Aire, y del resto de l@s explotad@s por el sistema capitalista para avanzar en la construcción de un Programa Nacional de Lucha y su Plan de Insurrección. Como segundo propósito buscamos difundir las luchas, denuncias y actividades de los adherentes a La Sexta en el país y el mundo, y también de todos aquellos que que sin ser parte de La Sexta se encuentren abajo y a la izquierda.

contáctanos en: aaoc2010@gmail.com
Video del mes: Palabras del mes: Es preciso no olvidar que en virtud y por efecto de la solidaridad del proletariado, la emancipación del obrero no puede lograrse si no se realiza a la vez la liberación del campesino. De no ser así, la burguesía podría poner estas dos fuerzas, la una frente a la otra, y aprovecharse, por ejemplo, de la ignorancia de los campesinos para combatir y refrenar los justos impulsos de los trabajadores citadinos; del mismo modo que, si el caso se ofrece, podrá utilizar a los obreros poco conscientes y lanzarlos contra sus hermanos del campo. CARTA DE EMILIANO ZAPATA A GENARO AMEZCUA Tlaltizapán, Febrero 14, 1918

Firma en contra de la reactivación del proyecto de despojo en Atenco

sábado, 16 de marzo de 2013

ELLOS Y NOSOTROS. VII.- L@s más pequeñ@s 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7

ELLOS Y NOSOTROS.

VII.- L@s más pequeñ@s 1.

1.- Aprendiendo a gobernar y gobernarnos, es decir, a respetar y respetarnos.

Febrero del 2013.
Nota: los cuadernos de texto, que son parte del material de apoyo para el curso “La Libertad según l@s zapatistas”, son producto de las reuniones que las bases de apoyo zapatistas de todas las zonas realizaron para evaluar los trabajos de la organización.  Compañeras y compañeros tzotziles, choles, tzeltales, tojolabales, mames, zoques y mestizos, procedentes de las comunidades en resistencia de los 5 caracoles, se preguntaron y se respondieron entre sí, intercambiaron sus experiencias (que son diferentes según cada zona), criticaron, se autocriticaron, y evaluaron lo que llevan avanzado y lo que falta por hacer.  Esas reuniones fueron coordinadas por nuestro compañero Subcomandante Insurgente Moisés y fueron grabadas, transcritas y trabajadas para la elaboración de los cuadernos de texto.
Como en estas reuniones l@s compas compartieron entre ell@s sus pensamientos, sus historias, sus problemas y posibles soluciones, ell@s mismos le pusieron nombre a este proceso: “la compartición“.
Éstos son algunos fragmentos sueltos de la compartición zapatista:
-*-
(…)
  Aquí estamos para compartir la experiencia y uno de esos, nuestra palabra como zapatistas es que gobernamos juntos, gobernamos colectivo.  ¿Qué compartición nos pueden dar de la forma de cómo hacen eso de que gobiernan juntos, colectivos?
  La forma que estamos trabajando es no separase del pueblo.  Así como siempre hacemos en cuestiones de hablando de reglamentos o de planes de actividades, de trabajos, tiene que llegar la información al pueblo, tiene que estar presente las autoridades en los planes, en hacer las propuestas.
(…)
  Allá nosotros estamos trabajando algunas cosas y consideramos como parte de las obligaciones del gobierno autónomo, una es que es su obligación del gobierno autónomo atender a cualquier persona que acuda a la oficina por diferentes asuntos, se le dé o no se le dé solución a su asunto pero tiene que ser escuchado.  Quien sea, zapatista o no zapatista, así estamos trabajando allá, siempre y cuando no sea gente del gobierno o enviado de gobierno, si así es pues esos sí no son atendidos, allá no se atiende. Pero si no, sea de cualquier organización social, es atendido.  También estamos allá trabajando y siempre pendientes de que estemos cumpliendo con los siete principios del “mandar obedeciendo” y eso lo pensamos que tenemos que hacerlo así, es como una obligación, para no cometer los mismos errores que cometen las instancias del mal gobierno y no llevar los mismos modos de ellos, entonces el que nos va a regir son los siete principios.
-*-
  El primer Aguascalientes que se construyó en Guadalupe Tepeyac, ahí empezó el primer paso de nuestra organización y de nuestra forma para hacer valer nuestro derecho.  Este Aguascalientes dijimos que es un centro cultural, político, social, económico, ideológico, pero con el traición de Ernesto Zedillo, él pensó con este desmantelamiento, esa ofensiva que él hizo, pensó que con eso nos iba a terminar la política de nuestra organización.  Pero fue al revés su política porque de ahí mismo, en ese mismo año 94, se declaró que se hicieran cinco Aguascalientes más.
(…)
-*-
  Estos municipios dijeron que es la sede que ahí va a ser, entonces empezaron a buscar nombres de los municipios, cómo se va a llamar, ya una vez que tienen la sede ahora empezaron a ver cómo se van a llamar los municipios. El primer municipio autónomo que es La Garrucha se dijo que se va a llamar Francisco Gómez; el otro municipio que es San Manuel ahora, que es Las Tazas, que dijimos, se llamó San Manuel; Taniperlas se llamó Ricardo Flores Magón; San Salvador, Francisco Villa.  Todos estos fueron honor a los compañeros Francisco Gómez, que ya todos conocemos, pues es un compañero que dio la vida por la causa que estamos, la que ya platicó el compañero, murió en el combate en Ocosingo el primero de enero, así se llamó Francisco Gómez.  Entonces San Manuel en honor del compañero Manuel, que es el fundador de nuestra organización.  Ricardo Flores Magón, pues también ya sabemos que es un luchador social que ya está en la historia.  Y Francisco Villa, pues igual es un revolucionario que todos conocemos.  Entonces así fueron formando nuestros municipios, así decidimos hacer todo esto a nombre de todos nuestros municipios y los acuerdos fueron todos en una asamblea comunitaria, en la asamblea regional ahí se nombró todos estos nombres de nuestros municipios.  Compañeros, es las pocas palabras que les voy a contar y van a pasar otros compañeros o compañeras para explicar lo siguiente.
(…)
-*-
  Los problemas principales que se presentaron desde el inicio de [inaudible], el problema del alcoholismo, ¿cómo está ese problema ahorita ahí en su zona?
  Mira compañero, en aquellos tiempos, en el inicio de 1994, despuesito de la guerra pues, algunos entraron con miedo. Inició la guerra, todos nos amontonamos, así como ya nos dijeron, nos metimos y pa qué nos metimos, puede ser que así pasó, se amontonaron la gente.  Algunos que sí conscientemente lo hicieron pero otros por miedo, entonces quienes de por sí lo hicieron con miedo, de por sí no están a gusto haciendo el trabajo, ¿qué es lo que hacían?  Aunque teníamos la orden de que no debemos de tomar trago, pero qué es lo que pasa, tomaban a escondidas.  ¿Qué es lo que hacíamos?  Nosotros no lo castigábamos, lo que hacíamos, por eso tenemos la comisión de ancianos, ésos son los encargados de decirle por qué está haciendo eso, se le explicaba qué es el daño que se está provocando en sí mismo.  Entonces quienes obedecen pues prácticamente van a seguir y quienes no pues se pelan.  Esa es la respuesta.
 (…)
-*-
Gobierno Autónomo I
-*-
  Compañeros y compañeras, buenas tardes a todos.  Yo vengo de un poblado que se llama ____, que pertenece al municipio Francisco Villa.  Vengo a representar a la Junta de Buen Gobierno, mi cargo fue Consejo, en el año 2006 a 2009.  Les voy a explicar cómo fue la causa de nuestra carga que tenemos todos, no me toca explicar todavía donde empezamos en el año de 1994, voy a contar un poco cómo empezamos después de 1994.  Antes, 91, 92, ¿por qué fue la causa del levantamiento armado?  Es por la causa de la dominación, la marginación y la humillación, de las injusticias y de las normas o leyes de los malos gobiernos y de los explotadores terratenientes.  Y así antes, nuestros padres y abuelos, ellos no les tomaban en cuenta, sufrían y así no teníamos tierra dónde trabajar para el mantenimiento de nuestros hijos.  Así los pueblos zapatistas se empezaron a organizar donde dijeron “ya basta de tanta humillación”.  Entonces se levantaron en armas, no les importó caminar por la noche, ni el hambre.
  Así fuimos formando y vimos que organizados, unidos, sí pudimos y vamos a poder más. Después pasando ese levantamiento que hicimos, vimos cómo vamos a avanzar a formar nuestras autoridades autónomas en cada municipio.  Por eso aquí estamos reunidos todos para platicar y compartir cómo fue que empezamos a funcionar nuestros gobiernos autónomos, ¿por qué les explico un poco de este tema?  Es porque yo lo que pienso es que desde ahí fuimos empezando y avanzando hasta donde estamos ahorita. En el tema que vamos a comenzar a ver le toca la palabra al compañero ___, que él va a explicar hasta hoy cómo estamos trabajando en nuestros municipios y en la Junta de Buen Gobierno. Es todo mi palabra, compañeros.
  Compañeros, así como platicó el otro compa, ahora nos va a tratar de explicar el compañero ____, porque fue el fundador de nuestro gobierno autónomo en nuestro Caracol III, allá en la Garrucha, ellos fueron los que fundaron las primeras autoridades. Ahora nos van a compartir cómo trabajaron, cómo estuvieron, cómo empezaron y cómo estamos hasta ahora.
-*-
(…)
  Como que se me pasó algo comentarles, más o menos un mes después del inicio de nuestras funciones, allá con una organización que se llama la CIOAC [de filiación perredista], nos secuestran a un compañero junto con un camión, y nos vimos obligados a denunciarlo y no teníamos la idea de hacer una denuncia.  Miembros de la Junta de Buen Gobierno y consejos municipales tuvimos que dar nuestra palabra, una o dos palabras, para hacer esa denuncia, en equipo, cada quién daba su palabra y así vamos formando, así formamos una denuncia, pero sí lo sacamos. Y por eso lo hacíamos de secretario, lo hacíamos de cocinero, lo hacíamos de barrendero, porque teníamos que hacer aseo en nuestra oficina y en toda nuestra área de trabajo, no teníamos especialmente quién haga esas tareas y así lo seguimos haciendo hasta la fecha.
(…)
-*-
Gobierno Autónomo I
-*-

(…)
  Así fuimos trabajando y así llegamos hasta el 2003, con la formación de las Juntas de Buen Gobierno.  Llegamos a las juntas de buen gobierno, pues en esa zona, por decir así, pues no sabíamos si esa directiva de la asociación de municipios algún día serían autoridades y serían gobierno.  Pero en el 2003, cuando se dan las Juntas de Buen Gobierno, el pueblo y la asociación de municipios deciden que esos ocho compañeros, miembros de la Directiva de Asociación de Municipios, pasaran a ser autoridades de la Junta de Buen Gobierno.  Y esos ocho compañeros pues son los que toman el cargo en la Junta de Buen Gobierno, en el primer periodo de la Junta de Buen Gobierno, que fue de 2003 a 2006.
  Así se dieron entonces, igual bajo las mismas condiciones, la Junta de Buen Gobierno no tenía ya un local adecuado.  Días antes de que se hicieran públicas las Juntas de Buen Gobierno pues los pueblos construyeron ahí, de manera urgente, un local para la Junta de Buen Gobierno, así como un local para cada uno de los municipios autónomos, en el centro del Caracol.  Se construyeron con los materiales con que contaban los pueblos en esos momentos, maderas usadas, láminas usadas y así se empezó, se hicieron las construcciones, en menos de una semana quedaron construidas.  Así se empieza, quedan listas sus oficinas, llega agosto de 2003 y se hacen públicas; después de la publicación los pueblos se reúnen, orgullosos de haber formado una instancia más de gobierno en la autonomía.  Y en una fiesta, en una gran celebración instalan formalmente el nuevo gobierno autónomo, haciendo la entrega pues a su oficina, con los materiales con que se contaba.
 Pues podemos decir que fue un chingo, pero el pueblo hizo entrega a la Junta de Buen Gobierno una mesa y dos sillas, ése fue su material, y un local pues un poco más pequeño que este espacio donde estamos ahora, así fueron las condiciones.  Días después, alguien por allá donó una maquinita de las más antiguas y con ésa se empezó a trabajar.  Recibimos el local vacío y así empezamos, se fueron dando iniciativas de trabajo y fuimos empezando, arreglando el espacio.
(…)
-*-
  En el trabajo también, como ven ustedes en la zona donde trabajamos, existen diferentes formas de ser, diferentes formas de vestir, diferentes colores, diferentes creencias, diferentes formas de hablar, y en el trabajo también se le respeta al compañero y compañera, independientemente de cómo sea.  Lo único que nos interesa es la voluntad del trabajo y su capacidad, entonces todo eso no nos importa de cómo sea.
(…)
-*-
(Continuará…)
Doy fe.
Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Subcomandante Insurgente Marcos.
México, Febrero del 2013.

ELLOS Y NOSOTROS.
VII.- L@s más pequeñ@s 2.
2.-¿Cómo se hace?
Febrero del 2013.
Nota:  Compas, en otra oportunidad (si es que llega a haberla) les explicaremos cómo es que está organizado nuestro EZLN.  Ahora no queremos distraerlos de la “Compartición“.  Sólo les aclaramos que van a ver algo de una “Comisión de Información”.  Esta Comisión está formada por compañeras y compañeros, comandantes y comandantas (El CCRI o Comité Clandestino Revolucionario Indígena), que están viendo los trabajos de la autonomía, apoyan a las Juntas de Buen Gobierno y mantienen informadas a las bases de apoyo zapatistas de cómo va todo.
Van, pues, más fragmentos de la “compartición” zapatista:
-*-
 (…)
  De esta manera hacemos el trabajo. Como aquí en el último dice: ¿cómo se resuelven los problemas?  Sí ha habido problemas en el municipio.  Problemas de tierra, problemas de amenaza, problemas de luz, sí lo existe y creo que en todos los pueblos existen esos problemas, porque no vivimos solamente los que somos base de apoyo, más cuando vivimos en los pueblos oficiales donde están los enemigos, donde están los que gobiernan, donde están los paramilitares, por eso existen esos problemas.  Pero tenemos que ver la forma en que tenemos que gobernar, aunque realmente para aprender sí cuesta porque, como decían algunos compañeros, no hay un instructivo.  No hay una forma dónde guiarse, no hay un escrito donde nos tenemos que guiar, sino tenemos que recordar cómo sirvieron nuestros antepasados cuando ellos no eran nombrados por los oficiales sino que es por el pueblo y ellos servían al pueblo, no había sueldo.  Ya empezó la corrupción, empezó el mal servicio y es cuando entró el sueldo.
   Por eso de esta manera, lo poco que yo he estado en mi pueblo, en mi municipio, es lo que he podido servir aunque todavía, como he dicho, seguimos aprendiendo, no porque ya tenemos edad.  Seguimos aprendiendo con todos y todas.  Creo que ésta es la función de los distintos niveles, así como los comisariados, los agentes, también tienen su función pero también les falta cómo resolver un problema.  Sí hace falta porque no estamos preparados, porque nosotros como campesinos más nos enfocamos en el campo, nuestra ley es el machete y la lima, y el pozol que llevamos. Pues no sé si estoy mal, compañeros, pero eso es lo que alcanzo a compartir con ustedes.
(…)
-*-
 (…)
  Hicimos muchas reuniones y tomamos muchos acuerdos, no sólo una vez se tomó el acuerdo, vimos que es un trabajo pesado, no es fácil para hacerlo. ¿Por qué? Porque así como ya dije hace ratito, no tenemos una guía, no tenemos un libro dónde ver, dónde seguir; fuimos trabajando con nuestro pueblo.
-*-
(…)
  Compañeros, esto es lo que estamos platicando, y ya no es mucho lo que voy a completar. Así como decíamos sobre la forma de cómo queremos llevar el trabajo.  Muchas veces no lo puede hacer sólo la Junta, aunque nos pasa en la mente, aunque nos llega el pensamiento, tiene que ser a base de coordinación con los consejos, comités [CCRI], para que se pueda hacer esa idea de lo que pensamos, porque así vimos en algunos casos.
   Por ejemplo, hablamos de los cargos, las responsabilidades, ahí vemos las dificultades que hay muchos trabajos que hacer.  El tiempo cuando yo estuve en el cargo vimos que a veces fallan los elementos de la Junta y el trabajo existe; por ejemplo, en ese tiempo no habían choferes de la clínica, la Junta tiene que ser chofer, tiene que ser cocinero, tiene que ir a buscar leña, había muchos trabajos y el trabajo también dentro de la oficina también tiene que hacer, tenemos que estudiar los pendientes, los trabajos que quedan pendientes o algunos trabajos del municipio que no se han podido resolver, como que no nos alcanza el tiempo.  Ahorita veo, y eso nos pasó en la mente, que sí necesitábamos de un apoyo, con otro chofer aparte, porque a veces nos toca a media noche ir a traer un enfermo urgente, tiene que ir a traer la Junta, llega a las tres de la mañana, a las cuatro de la mañana. Eso nos pasó en la mente pero no pudimos solucionar, se presenta pero no se puede.
   Un ejemplo en mi turno, de diagnosticar los municipios, qué enfermedad más frecuente en los municipios y no se pudo definir en la Junta, ni con la información.  Tuve que pedir apoyo si se puede hacer o no, y con el apoyo del mando, qué es lo que se quiere; se pidió al municipio y algunos municipios no actuó otra vez, algunos municipios dieron esa respuesta, consultaron al pueblo qué enfermedad más frecuente, porque había brote de tifoidea pero no hicieron los consejos.  Entonces todo el trabajo se hace cuando funciona bien, es como una máquina.  Cuando una máquina no funciona un pistón o un cilindro en el carro no sube las subidas, no tiene fuerza.  Eso es lo que nos pasa en nuestra autoridad, aunque la Junta piensa o quiere poner su propuesta para aprobar con la asamblea a veces, muchas veces no se puede y ahí queda así.
   Pero sí es una necesidad. Yo vi en ese tiempo había mucho trabajo en ese año porque no había chofer. Ahorita veo que ya están turnando choferes para las clínicas, aparte su trabajo, ése no trabaja en la Junta, está aparte lavando su carro, checando su llanta, llenando su gasolina.
  Se está mejorando un poco más en ese paso y creo así poco a poco se va a ir mejorando, siempre y cuando vamos pensando y viendo cuál es las necesidades que se van presentando, porque el trabajo de la zona o del municipio poco a poco se va incrementando.  Poco a poco se va ir participando más compañeras porque se está naciendo el trabajo.  Eso es lo que vemos que es muy importante la coordinación entre todos y tomarnos en cuenta entre todos para poder sacar las propuestas y las ideas nuevas de cómo poder trabajar.
   La importancia es de no perder el contacto con los pueblos porque en estos tiempos de trabajo, yo escucho que hay cosas que se hicieron con análisis del pueblo y ahora se pueden hacer sin consultar al pueblo, pueden cambiar unas letras sin que el pueblo lo sepa, entonces eso es un problema también que podemos descontrolar el pueblo, porque cuando el pueblo le enseñamos, le explicamos y cuando de repente dejamos a un lado el pueblo, hablan, discuten.
   Eso puede traer inconformidades o hablan mal de las autoridades, y muchas veces se necesita explicarle al pueblo, como decíamos hoy, la Junta tiene que estar claro con los siete principios. [Se refiere a los 7 principios del "mandar obedeciendo", guía de las Juntas de Buen Gobierno, que son: Servir y no Servirse; Representar y no Suplantar; Construir y no Destruir; Obedecer y no Mandar; Proponer y no Imponer; Convencer y no Vencer; Bajar y no Subir].
  Es convencer al pueblo y no vencer a la fuerza como quiera una autoridad, tiene que explicarle la razón de modificar algunos reglamentos o algunos acuerdos, se tiene que explicarle al pueblo; porque si soy autoridad y ya no le explico porque como que no, ¿pero llegó hasta el pueblo ese punto?  Puede traer una inconformidad aunque el pueblo lo entienda, pero con explicaciones es tratar de convencer y no vencer a la fuerza, para que el pueblo no se desanime, no se descontrola. Eso es lo que puedo explicar un poco más, porque de ahí nacen las inconformidades y ahí el pueblo anda desmoralizado, por eso lo digo, porque así vi el problema.
   Siempre con el pueblo hay que estar pegaditos para que no.
   Hay pueblos también que quieren hacer una cosa sin la mayoría, entonces también ese pueblo hay que explicarle que no se puede, porque nos pasó unos casos de esa forma.  Hay pueblos que llegan en la oficina y hasta elevan su voz en contra de las autoridades pero no podemos aceptarlo porque depende de la mayoría.  En eso hay que estar claro, pero es explicar al pueblo y tratar de convencerlo, darle a entender la razón de por qué se hacen estas cosas.  Eso es lo que yo opino, compañeros, y eso es lo que trato de explicar de los siete principios, es lo que entendí, lo que aprendí un poco.  No aprendí mucho porque sólo trabajé tres años y poco a poco me fui dando cuenta, a la mera hora no se puede hacer el trabajo fácil porque nosotros entramos como nuevos sin apoyo, pero ahora no, hay compañeros que quedaron todavía un año acompañando a los nuevos autoridades, como que sí más o menos se apoya uno.
   Pero cuando comenzamos no, así nada más con el apoyo de los comités [CCRI] porque ellos sí estuvieron, con eso nos apoyamos y poco a poco nos fuimos dando cuenta.  Entendí un poco, es lo poco que pude explicar, compañeros.
 (…)
  ¿Cómo fueron nombrados?
   Fueron nombrados a través de la asamblea, es un ejemplo como estamos ahora.  En cada municipio convocó una asamblea toda la base, entonces de manera directa escogieron a ese grupo de compañeros para hacer el trabajo de la autonomía.
   ¿Qué trabajo tenían?, ¿qué trabajo van a hacer esos compañeros?, porque prácticamente no teníamos el conocimiento, tal vez algunos sí tenían, pero una mayoría no tiene conocimiento, ¿qué vamos a hacer?  Vamos a trabajar en la autonomía, vamos a autogobernarnos, el cómo es la pregunta que surgió, ¿qué es lo que vamos a hacer?  Pues como que nadie, como que no da, no sabía la respuesta, pero conforme pasaba el tiempo, cuando ya estaban esas autoridades, entonces salían los problemas. Realmente había problemas en cada uno de nuestros pueblos, en nuestros municipios.
   ¿Cuáles son los problemas que en aquel tiempo enfrentaron los que fueron autoridad?
   En aquel tiempo el principal problema que se enfrentaba es el alcoholismo, problema familiar, problemas entre vecinos y algunos problemas agrarios.
   ¿Entonces qué hacían ese grupo de compañeros cuando ya se presenta un problema?
   Lo que ellos hacían es que discutían; primero viene el quejoso y luego se escucha cuál es el problema que tiene, se escucha, cuando ya escucharon citan la otra parte, se escuchan las dos partes.  Entonces lo que hacía ese grupo de compañeros es escuchar, lo que hacía es que esos hermanos que tienen problema se escuchaba primero qué es el problema que tienen y a la vez se escuchaba quién tiene la razón.  En cuanto ya se vio que el quejoso tiene la razón entonces se tiene que hablar con el otro hermano con el que tiene problema.
   Lo que hacían las autoridades en aquel tiempo es que daban ideas, o sea convencían a que las dos partes lleguen a una solución pacífica sin tanto rollo.
   Eso es lo que hacían las autoridades igual en otros tipos de problemas, en cuestión de agraria así hacían, convencían también a los hermanos a que no se pelean, a que no se pelean por un pedazo de tierra; si realmente al hermano le están quitando su tierra pues también hay que darle la razón al otro que está quitando terreno que no debe ser así, lo que es, es.
  (…)
-*-
(…)
  Sí, eso sí, pero entonces mi pregunta es que se necesita hacer un reglamento, ¿entonces quién propone la idea?, ¿dónde nace la idea de cómo debería ser un reglamento?, ¿quién es el que dice ‘propongo esto’?, ¿dónde nace la idea? y luego entonces. cómo le hacen para que se junte la voz del pueblo, porque si ya es propiamente de la Junta, ¿asume eso o tiene que ser apoyado todavía por los compañeros de la Comisión de Información?, ¿o quién es el que dice que hay que hacer un reglamento aquí?
 Respuesta de otro compañero:  Así de que haya una iniciativa meramente de compañeras autoridades, de que salga la iniciativa como para hacer un reglamento, ya así de meras compañeras que están en función de un cargo de autoridad, todavía no existe eso. Se da entre compañeras y compañeros.
   No, compa, mi pregunta es Junta de Buen Gobierno, no como compañeras.  Como Junta de Buen Gobierno y es un ejemplo que estoy dando, no es especialmente de reglamento o de ley.  Cuando ven que hay una necesidad o hay un problema, por eso doy el ejemplo de un reglamento, porque eso exige la relación, porque no va a imponer una ley la Junta de Buen Gobierno, entonces quisiéramos que nos platiquen cómo es que hacen eso.  Porque aquí entra el juego de democracia, entonces lo que queremos entender, pues que no todo el tiempo, como nos dijeron ustedes, no va a estar todo el tiempo los mandos insurgentes y tampoco, entendemos que un día tampoco va a estar todo el tiempo la Comisión de Información, o sea el CCRI [Comité Clandestino Revolucionario Indígena].  Entonces cómo ustedes, como Junta de Buen Gobierno, hacen que se eche a andar una cosa que se necesita, ya sea ley, ya sea problema, de algún asunto que es necesario sacar adelante, un proyecto o lo que sea. ¿Cómo es que relacionan Junta de Buen Gobierno, MAREZ [Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas], autoridades y luego pueblos?
  O sea, cómo se hace la democracia.
 (…)
-*-
(Continuará…)
Doy fe.
Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Subcomandante Insurgente Marcos.
México, Febrero del 2013.

ELLOS Y NOSOTROS.
VII.- L@s más pequeñ@s 3.
3.- Las Compañeras.  El muy largo camino de las zapatistas.
 Febrero del 2013.
NOTA: A continuación unos fragmentos de la compartición de las mujeres zapatistas, mismos que forman parte del cuaderno de texto “Participación de las mujeres en el gobierno autónomo“.  En estos fragmentos, las compañeras hablan de cómo ven su propia historia de lucha como mujeres y, de paso, derrumban algunas de las ideas sexistas, racistas y antizapatistas que, en todo el espectro político, hay sobre las mujeres, sobre las indígenas y sobre las zapatistas.
 -*-
Portada de
-*-
   Buenos días a todas, a todos.  Mi nombre es Guadalupe, mi pueblo es Galilea de la región Monterrey, como ustedes escucharon, hay regiones que no tienen municipio autónomo, yo vengo de una región donde no hay municipio autónomo.  Mi cargo es promotora de educación y represento al Caracol II “Resistencia y rebeldía por la humanidad”, de la zona Altos de Chiapas. Para empezar voy a presentar a ustedes una pequeña introducción para que podamos entrar en el tema.
   Sabemos que desde el inicio de la vida las mujeres tenían un papel muy importante en la sociedad, en los pueblos, en las tribus.  Las mujeres no vivían como vivimos ahora, eran respetadas, eran las más importantes para la conservación de la familia, eran respetadas porque dan la vida así como nosotros respetamos ahora a la madre tierra que nos da la vida.  En ese tiempo la mujer tenía un papel tan importante pero con la historia y con la llegada de la propiedad privada eso se fue cambiando.
  La mujer al llegar la propiedad privada fue relegada, pasó a otro plano y llegó lo que llamamos el “patriarcado” con el despojo de sus derechos de las mujeres, con el despojo de la tierra.  Entonces fue con la llegada de la propiedad privada que empezaron a mandar los hombres.  Sabemos que con esta llegada de la propiedad privada se dieron tres grandes males, que es la explotación de todos, hombres y mujeres, pero más de las mujeres, como mujeres también somos explotadas por este sistema neoliberal.  También sabemos que con esto llegó la opresión de los hombres hacia las mujeres por ser mujeres y también sufrimos como mujeres en este tiempo la discriminación por ser indígenas.  Entonces tenemos estos tres grandes males, hay otros pero ahorita no estamos hablando de eso.
   Nosotros dentro de la organización, con tanta falta de derechos como mujeres, se vio necesario luchar por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, fue así como se dictó nuestra Ley Revolucionaria de Mujeres.  Sabemos que nosotros aquí en la Zona Altos tal vez no hemos tenido grandes avances, han sido avances pequeños, son lentos pero vamos avanzando, compañeras y compañeros.
  Aquí vamos a decir en la Zona Altos cómo es que hemos avanzado con los diferentes niveles, en las diferentes áreas, en los diferentes lugares donde nos toca trabajar. También vamos a decir cómo en la ley revolucionaria hemos visto, hemos analizado, antes de venir aquí, entre hombres y mujeres analizamos cómo estamos en cada uno de estos puntos de la Ley Revolucionaria de las Mujeres, eso es lo que vamos a decir. Porque es muy importante que en este análisis no sólo participemos las mujeres, también necesitan participar los hombres, para escuchar lo que pensamos, lo que decimos. Porque si estamos hablando de una lucha revolucionaria, una lucha revolucionaria no la hacemos sólo los hombres ni sólo las mujeres, es tarea de todos, es tarea del pueblo y como pueblo habemos niños, niñas, hombres, mujeres, jóvenes, jóvenas, adultos, adultas, ancianos y ancianas. Todos tenemos un lugar en esta lucha y por eso todos debemos participar en este análisis y en las tareas que tenemos pendientes.
(…)
-*-
 (…)
Compañeros, compañeras, mi nombre es Eloísa, del pueblo Alemania, municipio San Pedro Michoacán, fui miembro de la Junta de Buen Gobierno, del Caracol I “Madre de los caracoles. Mar de nuestros sueños”.  Nos toca hablar un poco sobre el tema de las compañeras y a mí me tocó hablar un poco cómo es que era la participación antes del 94 de las compañeras y un poco cómo fuimos avanzando después del 94.
   Así como platicamos en nuestra zona, que de por sí desde un principio nosotras como compañeras no participábamos, nuestras compañeras de más antes no teníamos esa idea de que nosotras como compañeras podemos participar.  Teníamos ese pensamiento o esa idea que nosotras las mujeres sólo servimos para el hogar o cuidar los hijos, hacer la comida; tal vez será por la misma ignorancia del capitalismo que eso es lo que teníamos en la cabeza.  Pero también nosotras como mujeres sentíamos ese temor de no poder hacer cosas fuera del hogar, así como también no teníamos ese espacio de parte de los compañeros.
   Al igual no teníamos esa libertad de participar, de hablar, como que se pensaba que los hombres eran más que nosotros.  Cuando estamos bajo dominio de nuestros padres, nuestros padres no nos daban esa libertad de salir pues era mucho el machismo que se vivía antes.  Tal vez los compañeros no es porque ellos lo querían hacer sino porque tenían la idea que el mismo capitalismo o el mismo sistema nos lo penetró en la cabeza.  También porque el compañero no está acostumbrado a hacer oficios dentro del hogar, a cuidar los hijos, a lavar la ropa, hacer la comida y eso es lo que le dificulta al compañero hacer los oficios dentro del hogar pues le hace difícil cuidar los hijos para que la compañera pueda salir a hacer su trabajo.
  Como dije antes, las compañeras que vivimos bajo dominio de nuestros padres o vivimos todavía con nuestros padres, como tenemos un respeto que cuando estamos con nuestros padres, nuestros padres dicen si podemos hacer el trabajo, pues nos vamos a donde queremos hacer el trabajo.  Pero si nuestros padres, a veces que nos dicen no vas a ir, es que a veces le respetamos, también a veces que tenemos en la cabeza que le respetamos a nuestros padres.  Entonces hay veces que nuestros papás no nos saca, también ha pasado que piensan que al sacarnos fuera de nuestras casas como hijas no vamos al trabajo que nos corresponde sino que vamos a hacer otras cosas y después involucramos a los papás en problemas y ya los papás se ocupan a ese espacio a arreglar nuestros diferentes problemas que tenemos como mujeres.  A veces también eso es la idea de nuestros padres o de los esposos, los que ya son parejas, o sea que eso también a veces tienen en la idea los compañeros.
(…)
-*-
   Compañeros y compañeras, muy buenas tardes a todos ustedes que hoy aquí están presentes. Mi nombre es Andrea, mi pueblo es San Manuel, mi municipio es Francisco Gómez del Caracol III “La Garrucha”. Venimos representando nosotros como compañeras de la zona de Garrucha, lo que alcanzamos a expresarnos pues no traemos tantas palabras, casi allá la mayoría hablan en tzeltal.
   Voy a empezar primero con lo que habíamos sabido que antes de 94 habían sufrido mucho las compañeras. Había humillaciones, maltratos, violaciones, pero al gobierno no le importaba eso, su trabajo es nomás destruirnos como mujeres. No le importaba si es que hay una mujer que se enfermaba o pides ayuda o auxilio, eso no le importa.
   Pero nosotras como mujeres, ya ahora, ya no podemos dejarnos a eso, tenemos que seguir adelante. En esos tiempos hemos sufrido, así es que han comentado las compañeras. En esos tiempos que dije que había muchas humillaciones, lo que hacía el mal gobierno y también los finqueros, ¿qué es lo que hacían en ese tiempo? Es que a las compañeras no las tomaban en cuenta.
   ¿Esos finqueros qué hacían? Los tenían en mozo a los compañeros, las compañeras se levantaban muy temprano a trabajar y de esa forma todavía las pobres mujeres seguían trabajando juntamente con los hombres. Había mucha esclavitud, pero compañeros, ahora ya no queremos eso, así es que ya apareció nuestra participación como compañeras.  En ese tiempo no había participación, nos tenían así como ciegos, sin poder hablar.  Pero lo que queremos ahorita es que ya funcione nuestra autonomía, queremos que ya participemos nosotras como mujeres, que ya no nos dejemos atrás. Seguiremos adelante para que vea el mal gobierno que ya no nos dejamos explotar como lo hizo con nuestros antepasados. Ya no queremos.
  Ya de ahí hasta el año de 94 se supo que ya había nuestra ley de mujeres.  Qué bueno, compañeros, que ya hubo eso, que ya hemos participado.  Desde ese año ya habían salido manifestaciones, ya se ha visto que ya han salido las compañeras, por ejemplo en la Consulta Nacional salieron las mujeres también, participaron.  Yo también presenté en ese tiempo, yo tenía 14 años y presenté la Consulta Nacional. De esa forma, yo no sé ni participar ni hablar, pero sí hasta donde pude lo hice, compañeros.
   Ya lucharon, ya demostraron, ya el gobierno se dio cuenta que también las mujeres ya no se dejaban, seguían. Ya ahora, que ya dije que ya queremos que funcione nuestra autonomía, y apareció nuestros derechos como mujer, lo que vamos a hacer ahora es ya construir, hacer el trabajo, así como dicen que ya es nuestra obligación seguir adelante.
   Entonces nosotras que ya ahora estamos aquí presentes, no sé si alguna compañera que me sucede, una pregunta, si saben quién fue que hizo esa ley revolucionaria.  Si alguien lo quiere responder lo puede responder, porque alguien fue que luchó por eso y alguien fue que defendió por nosotras. ¿Quién fue que luchó por nosotras, compañeras? La Comandanta Ramona, fue que hizo ese esfuerzo para nosotras.  Ella no sabía leer ni escribir, ni hablar en castilla ¿Y por qué nosotras entonces, compañeras, no hacemos ese esfuerzo? Es un ejemplo esa compañera que ya hizo el esfuerzo. Ya es ella el ejemplo que vamos a seguir más adelante para hacer más trabajos, demostrar qué es lo que sabemos en nuestra organización.
-*-
   Me toca representar a las compañeras que van a participar en tema de mujeres, que son 5 compañeras que van a participar.  Buenas tardes a todos. Mi nombre es Claudia. y vengo del Caracol IV de Morelia.  Soy base apoyo del pueblo Alemania, región Independencia, municipio autónomo 17 de Noviembre.  Voy a leer un poco, antes de entrar con nuestros subtemas, traigo una introducción.  Voy a leer el escrito porque si digo así nomás, ya estando aquí enfrente, se me va olvidar lo que voy a decir.
   Mucho más antes sufríamos por el maltrato y la discriminación, la desigualdad en la casa, en la comunidad.  Siempre sufríamos y nos decían que éramos un objeto, que no servimos nada, porque así nos enseñaron nuestras abuelas.  Sólo nos enseñaron a trabajar en la casa, en el campo, cuidar el niño, los animales y servir el esposo.
   Nunca tuvimos la oportunidad de ir a la escuela, por eso no sabemos leer ni escribir, mucho menos hablar en castilla.  Nos decían que una mujer no tiene derecho de participar ni reclamar.  No sabíamos defendernos ni conocíamos qué es un derecho.  Así fueron educadas nuestras abuelas por sus patrones que eran los rancheros.
  Algunas de nosotras ahora todavía tenemos esa idea de trabajar sólo en la casa porque así vino encadenando este sufrimiento hasta ahora donde estamos.  Pero después de diciembre de 1994 se formaron los municipios autónomos, es ahí que empezamos a participar, a conocer cómo hacer los trabajos, gracias a nuestra organización que nos dio un espacio de participación como compañeras, pero también gracias a nuestros compañeros, a nuestros papás que ya entendieron que sí tenemos derecho a hacer los trabajos.
 (…)
-*-
 Compañera Ana.  Nuevamente nos toca el turno otra vez a la Zona Norte, ya están acá los participantes que van a hablar de los temas que se analizó allá en nuestro caracol.  Voy a empezar con una introducción.
  Hace muchos años atrás existía la igualdad entre hombres y mujeres porque no había uno que era más importante que el otro.  Poco a poco empezó la desigualdad con la división del trabajo, cuando los hombres son los que salían al campo a cultivar para sus alimentos, salían de cacería para completar la alimentación en las familias y las mujeres se quedaban en la casa para dedicar a los trabajos domésticos, así como también el hilado, el tejido de la ropa y en la elaboración de utensilios de cocina, como las ollas, vasos, platos de barro.  Más después surgió otra división del trabajo en aquellos que empezaron a dedicarse a la ganadería.  El ganado empezó a servir en forma de dinero ya que lo utilizaban para intercambiar sus productos.  Con el tiempo esta actividad se convirtió como el más importante, más aún cuando empezó a surgir la burguesía que se dedicaban a comprar y vender para acumular ganancias.  Todo este trabajo son los hombres quienes lo dedicaban, por eso son los hombres que mandan en la familia, porque él solo conseguía para los gastos de la familia y el trabajo de las mujeres no era reconocido como importante, por eso se quedaron como las menos, débiles, incapaces de hacer un trabajo.
  Así era la costumbre, el modo de vida que trajeron los españoles cuando vinieron a conquistar nuestros pueblos, como ya dijimos anteriormente, que son los frailes quienes nos educaban e instruían en sus costumbres y conocimientos.  Desde ahí nos enseñaron que la mujer tenía que servirle a los hombres y hacerle caso en todo momento cuando da órdenes, y que las mujeres deben cubrir su cabeza con un velo cuando van a la iglesia y que no tiene que fijar su mirada por cualquier lado, tiene que estar agachadito su cabeza. Se consideraba que las mujeres son los que hacían pecar a los hombres por eso la iglesia no les permitía que las mujeres vayan a la escuela ni mucho menos ocupar cargos.
  Nosotros los pueblos indígenas lo agarramos como una cultura la forma como los españoles trataban a sus mujeres, por esa razón en las comunidades empezó a surgir la desigualdad entre hombres y mujeres que sigue hasta ahora, como estos ejemplos:
  Las mujeres no les permiten ir a la escuela y si una muchacha sale a estudiar era mal vista por la gente de las comunidades. A las niñas no les dejaban jugar con los niños ni tocarles sus juguetes.  El único trabajo que debe hacer las mujeres es en la cocina y a criar hijos.  Las muchachas solteras no tenían la libertad de salir ni de pasear en la comunidad ni en la ciudad, tenían que estar encerradas en su casa, y cuando se casaban eran cambiadas por el alcohol y otras mercancías, sin que la mujer dé su palabra si está de acuerdo o no, porque no tenía el derecho de elegir a su pareja.  Cuando ya están casadas no podían salir a solas ni hablar con otras personas, más si son hombres.  Existía el maltrato de las mujeres por sus maridos y nadie aplicaba justicia, estos maltratos más los realizaban los hombres que toman trago.  Así tenían que vivir toda su vida con sufrimiento y abuso.
  Otra de las cosas que hacían las mamás era instruir a sus hijas en que tienen que servirle la comida a sus hermanos, para que más adelante pueda vivir bien con su esposo y no recibir maltrato, porque se cree que una de las razones del maltrato de la mujer es que no aprendieron a servirle a su marido y hacerle caso en todo lo que el hombre indique.
  Pero también nuestros abuelos y abuelas tenían sus costumbres buenas que siguen practicando hasta ahora, por eso no hay mucha preocupación cuando hay enfermedades, porque conocían las plantas medicinales y sabían mucho de cómo cuidar la salud.  No se preocupaban por la falta de dinero porque todo lo que necesitaban para la alimentación ellos lo cultivaban, por eso las mujeres de antes eran fuertes, trabajadoras, porque elaboraban su propia ropa, calhidra, aunque no conocían su derecho pero pudieron salir adelante.
(…)
-*-
 (Continuará…)
Doy fe.
Desde las montañas del Sureste Mexicano.


Subcomandante Insurgente Marcos.
México, Febrero del 2013.

ELLOS Y NOSOTROS.
 VII.- L@s más pequeñ@s 4.
 4.- Las Compañeras: tomar el cargo.

Febrero del 2013.
Nada hay tan subversivo e irreverente como un grupo
de mujeres de abajo diciendo, diciéndose: “nosotras“.
Don Durito de La Lacandona.
   NOTA: Aquí más fragmentos de la compartición de las compañeras zapatistas, pero ahora de sus trabajos y problemas actuales en sus cargos de dirección, impartición de justicia y manejo de recursos, así como alguna reflexión sobre el espinoso asunto de la “equidad de género” en la construcción de un mundo que se propone incluyente y tolerante, un mundo donde “nadie es más, nadie es menos“.
 -*-
 (…)
  Sí se ha arreglado casos de eso. Nos llegó un caso, les voy a comentar en lo que ya la compañera comentó, que estábamos en una ocasión, cuando casi nomás entramos las dos, nos hicimos la agrupación como Junta y nos dejaron encabezando un equipo las dos y nos llegó un problema de que se fue a quejar la compañera con nosotros que lo estaban maltratando por su esposo.  Es increíble y fue bien feo para nosotras, decía la compañera:
 – Quiero la separación de mi esposo – pero ese ex compa, ahora, ya tenía dos esposas.
   Estuvimos viendo cómo está.  Llamamos a los hijos de la esposa primera y de la segunda y ahí empezamos a ver el arreglo.  Por eso se nos alargó un poco, vimos muy cabrón nosotros, porque ese señor, dice la compañera:
 – ¿Y qué es lo que te pasó? – pensamos que sólo lo golpeó.
   No, el canijo señor ése lo colgó la compañera de los pies hacia abajo y ahí le pegó, igual junto con los otros dos de sus hijos.  Entonces nosotros tuvimos que ver ese arreglo.  ¿Cómo le dimos solución?  La compañera pedía separación, pues lo hicimos repartiendo, los bienes pasaron a la primera esposa con los hijos porque el señor estaba ofendiendo y no le tuvimos que dejar en cero la segunda porque ya tenía también un hijo grande, no le dejamos al señor una parte, le dejamos al hijo y así fue claro al señor.  Todos sus bienes lo repartimos, es como le dimos solución, le dimos su derecho a esa compañera que se fue a quejar con nosotras.
 (…)
 -*-
Mujeres
-*-
 (…)
 Yolanda: Vamos a continuar con lo que me toca decir, un poquito sobre de la ley.  Como de por sí se sabe que se hizo esta ley es justamente por la situación de las compañeras que se vivía.  Es por eso que se inició esta ley, porque como más antes sufrían bastante como ya escuchamos pero ya no voy a repetir.  Esta ley ya lo tenemos escrito, lo tenemos los cinco caracoles.
 (…)
   Pero vemos que es muy importante que estudiemos bien lo que es la ley porque si nosotros no entendemos realmente lo que nos dice, analizamos un poquito en esta zona de que puede ser que surja lo mismo como la historia que ha pasado, que la mujer ella es la dadora de la vida entonces ya después cambió como lo escuchamos. Si otra vez lo mal entendimos esta ley que tenemos como zapatistas, vuelve a pasar otra vez.
   Cuando se hizo esta ley no es porque las mujeres ya pueden mandar, no es porque las mujeres lo dejan dominado a su esposo, a su compañero, esto no quiere decir.  Por eso hay que estudiarlo muy bien a esta ley, porque así no es como una construcción que se vaya a hacer, no sé seguir la misma historia como lo tenemos, que ahora mandan los compañeros que son los machistas.  Pero si igual mal interpretamos esto igual va  a pasar, mandan las compañeras y los compañeros pobrecitos, ahí se quedan botados también, pero no se quiere tener esto.
   Es como una construcción de humanidad lo que se quiere, es lo que estamos tratando de cambiar, otro mundo es lo que se quiere.  Es como una lucha de todo lo que estamos haciendo, hombres y mujeres, porque como ya escuchamos, no es una lucha de mujeres ni es una lucha de hombres.  Cuando se quiere hablar así con una revolución es que van juntos, va para todos entre hombres y mujeres, que así se hace la lucha.
   No puede ser que los compañeros digan estamos luchando aquí, estamos haciendo la revolución, y sólo los compañeros están desempeñando todos los cargos y las compañeras ahí en la casa.  Eso no es una lucha para todos.  Lo que se quiere es que para todos, entre hombres y mujeres, eso es lo que se quiere.
 Pero decimos claramente que en esta primera ley estamos llevando, mareando un poquito todavía porque la mera verdad como compañeras todavía nos hace muy difícil al tomar un cargo, cualquier cargo.
 (…)
 -*-
 (…)
   Mencionaron que hay una comisión de honor y justicia. ¿Cuál es su trabajo o qué papel desempeñan ahí las compañeras?
   En cuestión de honor y justicia, de compañeras, como en el municipio nos turnamos, dos consejas, dos consejos, dos honor y justicia hombre y mujer, y la compañera, por ejemplo si una compañera tiene un problema lo que va a contar la compañera, por ejemplo si es violación, tiene que platicar con la compañera honor y justicia.  Ya es ella, la de honor y justicia, se coordina con los honor y justicia hombres para que la compañera no tenga pena con el compa.  Es así como hace de honor y justicia.
 -*-
 (…)
   Tenemos a nivel zona, otro ejemplo, un trabajo que es especialmente de compañeras mujeres. Es una iniciativa de ellas que hicieron un comedor-tienda, o sea tienen su comedorcito y una tiendita de abarrotes.  Ellas empezaron con 15 mil pesos, hicieron un préstamo de 15 mil pesos y nació su idea de hacer eso.  La iniciativa la tuvieron las regionales, responsables locales y en coordinación con la Junta porque les apoyamos con mesas, con trastes, con todo lo que les pueda servir en el comedorcito.  Fue una coordinación pero la idea, el trabajo, la organización de cómo lo están manejando esas compañeras ellas lo están organizando.
   Ellas empezaron con 15 mil pesos, tienen sus directivas, a nivel zona están pasando turno a preparar la comida y a vender las compañeras responsables locales que en el primer negocio que hicieron nos informaron que obtuvieron una ganancia de 40 mil pesos. Con esos 40 mil pesos pudieron pagar el préstamo que hicieron, que son 15 mil pesos, les quedó libre lo demás, que son 25 mil pesos.
   Ellas empezaron a pensar que les hacían falta algunas cosas para completar.  La Junta les apoyó en, como dije, en trastes, en mesas, pero ellas llegaron a pensar que con las ganancias querían mejorar, entonces con esas ganancias fueron preparándose mejor. Ahorita lo están trabajando de esa forma, tiene  su directiva, entre las compañeras se van rotando el trabajo y cada año van cambiando de directiva. El control de los pueblos lo están llevando para vender ahí, nos han informado que actualmente tienen 56,176 pesos que llevan en efectivo desde el último corte de caja que hicieron.
  Todos eso son trabajos que vamos haciendo a nivel zona, no con el objetivo de repartirnos, o sea para acabar esos pequeños fondos que se van generando, sino estar preparados para cualquier necesidad que podamos tener como zona, para cosas que nos ayuden dentro de la lucha.
 (…)
  Se sabe que entonces en la zona Selva Tzeltal que hay compañeras que son comisariadas, que hay agentas, cómo le hacen para que esas compañeras comisariadas y agentas, cuéntanos, compártenos cómo es. ¿Funciona las compañeras autoridades locales?, ¿cómo es que lo hacen?, ¿cómo es que trabajan las compañeras? Porque ahí hay compañeros que son comisariados y agentes, porque es lo que queremos aquí, que vamos a compartirnos cómo es que nos enseñamos, cómo es que nos ayudamos, cómo es que nos preparamos. En este caso especialmente de compañeras, ¿cómo trabajan las compañeras autoridades en los pueblos?
¿Qué hacen las compañeras en su comunidad, como comisariada, como agenta?
   Como agentas, por ejemplo, en mi poblado, ellos son los que controlan el pueblo, vigilan en algunos problemas, como cuestiones de problemitas de personas, en animales que hacen perjuicios, daños, entonces el agente es la que se encarga de solucionar ese tipo de problemas.  También hacen reuniones para dar orientaciones de no provocar problemas de bebidas alcohólicas, de drogadicción.  Entonces siempre, en cada reunión, participan las compañeras dando esa orientación para no llegar en esos graves problemas.  Las comisariadas también hacen reuniones para hablar sobre la tierra, sobre el cuidado de las colindancias, sobre el uso de los agroquímicos.  Todo eso lo que hemos planeado anterior como reglamentos es lo que manejan las comisariadas y agentes dentro de los pueblos para llevar ese control.
  La pregunta si las compañeras ya han llegado en agentas para solucionar el problema en las comunidades, ¿ya pueden solucionar solo o apoyados con compañeros?
   En mi comunidad las compañeras a veces solicitan el apoyo de una autoridad local, como responsable, para escuchar si es que a veces no puede participar bien, entonces pide una razón o cosas así. Muchas veces pasa eso, pero hay momentos que cuando no están hacen solas. Por ejemplo en mi comunidad hay agente que es compañera, suplente igual, entonces ellas dos han resuelto los problemas solas, como ya han visto cómo se hace una o dos veces ya lo siguen ese ejemplo y lo hacen la solución.
(…)
   Dentro de los 60 miembros, ¿están mitad compañeras y mitad compañeros?
   Sí, compañero, estamos en la mitad, nadie es más, nadie es menos.
 (…)
 -*-
 (Continuará…)
 Doy fe.
Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Subcomandante Insurgente Marcos.
México, Febrero del 2013.

ELLOS Y NOSOTROS.
VII.- L@s más pequeñ@s 5.
5.- La Paga.
Marzo del 2013.
NOTA: La Paga, o el dinero, la luz, la plata, la marmaja, el money, la economía, las finanzas, etc. La cuestión de la economía no es sólo de dónde salen los recursos (el morbo de algun@s será satisfecho en la escuelita, no preocupar), también tiene que ver en cómo se maneja (¿tienen sueldo las autoridades?, ¿no hay “manita” para beneficio personal?, etc.) y, sobre todo, ¿cómo se rinden cuentas? ¡Un momento!, ¡¿Tienen sistema bancario l@s zapatistas?! Bueno, a seguir escandalizándose porque, como se reitera, a eso se dedican las zapatistas, los zapatistas, es decir, a perturbar las buenas conciencias. Estos son fragmentos de la compartición sobre la economía de las Juntas de Buen Gobierno:
-*-
Entonces hasta el momento pues no ha habido apoyos con dinero [para las autoridades de la JBG], así es como nos damos cuenta pues que el dinero no es el que puede hacer el trabajo de la autonomía o el trabajo del gobierno. Allá nos estamos dando cuenta nosotros, porque nadie está trabajando a base de dinero. Que sí es, claro decirles, que sí algunos reciben un apoyo de su pueblo en su trabajo, en granos básicos, diferentes, como el pueblo lo vaya acordando, pero nada de dinero. Y así hemos venido trabajando estos nueve años en lo que es la Junta de Buen Gobierno.
(…)
¿Los miembros de la Junta cómo se trasladan a su caracol?
Si hay transporte pues se va con transporte, si no hay transporte se va caminando. Bueno, su pasaje sale de los pocos recursos con que cuenta la Junta, eso sí, así sí recibe su apoyo de su pasaje nada más. Si son 20 pesos pues sus 20 pesos de regreso y cuando llega.
Los compañeros y compañeras que trabajan en esos cargos de autoridades, ya se mencionó que es por conciencia, por voluntad, pero estos compañeros también viven en pueblos donde existen varios compañeros, entonces también existen trabajos comunales, organizativos para organizar la resistencia. Entonces estos compañeros, algunos, tienen el derecho de desempeñar con tiempo libre su trabajo, entonces estos compañeros no cuentan pues en este trabajo de colectivos y trabajos comunales.
-*-
Dentro del gobierno autónomo se manejan también las diferentes áreas de trabajo, como son educación, comercio, salud, comunicación, justicia, agrario, tránsito, proyectos, campamentistas, BANPAZ (Banco Popular Autónomo Zapatista), BANAMAZ (Banco Autónomo de Mujeres Zapatistas) y administración. Estas son las áreas de trabajo que se manejan dentro del gobierno autónomo. En un inicio, cuando se empezó las Juntas de Buen Gobierno, como eran pocos, los compañeros tenían de tres a cuatro áreas cada compañero, porque eran muy pocos. En el segundo periodo de la Junta ya hubieron ya doce compañeros, se fue equilibrando más el trabajo que tenían que hacer los compañeros, ya eran de dos a tres áreas por compañero.
En este tercer periodo de la Junta de Buen Gobierno pues ya somos 24, ya se equilibró el trabajo. En estas diferentes áreas de trabajo está equilibrado entre compañeras y compañeros, que somos dos equipos de la Junta, los que formamos la Junta de Buen Gobierno somos 24 y cubrimos 15 días cada mes. En estas diferentes áreas hay dos compañeros y dos compañeras, así es como está la función de la Junta de Buen Gobierno, son las áreas que se manejan. Es todo, compañeros. Aquí va a pasar el siguiente compañero.
(…)
-*-
(…)
En los pueblos, aquí estábamos comentando con los compañeros porque tenemos un poco conocimiento de la zona, hay milpas colectivas de frijol, de maíz, hay colectivos de ganado, colectivos de tiendas, colectivos de pollos. Hay pequeños negocios, no es que sean negocios permanentes que están ahí todo el tiempo, a veces se hacen pequeños eventos y ahí van los compañeros con su pequeño negocio. Nos decía la compañera que allá en un pueblo de su región empezaron con un negocio de una granja de pollos, pollo de rancho, y de vez en cuando matan un pollo, dos pollos y hacen tamales, esos tamales los venden y poco a poco fueron reuniendo un fondo y a final de cuentas con ese fondo que tenían llegaron a comprar un molino de nixtamal, así fueron creando sus trabajos.
Otro compañero que tiene conocimiento de otro pueblo, que tiene esa posibilidad, es un centro donde llega mucha gente de otras comunidades, se organizaron esas compañeras en hacer una tortillería, pero no es porque se compraron una máquina de ésas que vemos en las ciudades que ahí está con su cadena saliendo las tortillas. Las compañeras con su prensita haciendo su tortilla o a mano y ahí van a vender su tortilla con la gente que lo compra, así ese ya es un trabajo colectivo.
Así se organizan muchas otras cosas en los pueblos. ¿Y para qué sirve eso? Pues es para que el compañero de ese pueblo, si es el promotor de educación, el promotor de salud y tiene que ir a hacer su trabajo, pues tengan para darle su pasaje, para darle para algo que le pueda servir donde va a hacer su trabajo.
(…)
-*-
Aquí en el Caracol II de Oventic, aquí llegan visitantes de otros países, también nacionales, internacionales. Muchos que llegan sólo llegan a visitar el centro caracol, a conocer, pero unos cuantos, algunas personas que llegan dejan una pequeña donación, que quieren apoyar el pueblo. Pero ese donación que dejan aquí en la Junta se recibe si deciden dejar una pequeña donación, no dejan mucho, sino que aquí se recibe y se recibe con un recibo por la visita de Comisión de Vigilancia. El recibo se manda, lo va a llevar también la Comisión de Vigilancia y se va mandar uno a los compañeros de CCRI y la original se queda con la Junta, y uno va a llevar el que donó. Las donaciones se juntan y la Junta lo administra los pequeños donativos. Esos donativos se gasta de cualquier gasto que haya aquí en el centro caracol, así se gastan los donativos, pero son pequeños donativos, no dejan mucho, según la cantidad que ellos quieran dejar, cuarenta, cincuenta pesos, cien pesos, asegún. Pero si se gasta no sólo sabe la Junta, sino que cada mes la Junta hace sus informes, cada mes hacemos un informe para el fin de mes.
Pero la Junta hace su informe, no hacen solitos los integrantes, sino que están reunidos todos los 28 integrantes que somos para hacer un informe, que ahí están integrados unos compañeros del CCRI, para que también juntos lo vemos cómo se gasta el recurso que hay en la Junta aquí en el centro caracol, o cómo lo administra la Junta de Buen Gobierno.
-*-
También otra de las obligaciones como gobierno autónomo es administrar con sinceridad y honestidad, todos las entradas y salidas de los recursos económicos que hay en cada instancia de gobierno, por todos los bienes y materiales que hay es para todo el pueblo, así como expliqué hace rato, aunque los recursos que donan los compañeros solidarios, como Junta no se maneja como quiera los recursos.
Cada instancia de gobierno en los municipios, en la Junta, hace su informe mensualmente, y los informes que hacemos lo hacemos bien detalladitos, aunque 50 pesos dónde se gasta hay que apuntar, decir claro con qué se gastó esos 50 pesos, así estamos haciendo nuestro informe, así como dije hace rato, no hacemos en unos dos integrantes, sino que hacemos 28 integrantes que somos, estamos reunidos todos y ahí están también los compañeros del CCRI, así estamos trabajando nosotros aquí en el centro caracol.
(…)
-*-
Bueno, también el Comisión de Fondo, es que aquí en nuestra zona tenemos un pequeño fondo, pero como la compañera nos dijo que hay tres áreas de mujeres, por ejemplo de yerberas, hueseras y parteras, es que en esta área de trabajo una vez elaboró un proyecto, pero no es especialmente de las hueseras, yerberas, parteras, sino que es en la clínica central, o sea en el área de salud, entonces ahí fue incluido los tres grupos o tres áreas de hueseras, yerberas, parteras; pero en ese proyecto se sacó un presupuesto lo que es de alimentación, la alimentación es 50 pesos diarios, pero el taller es de tres días, entonces un curso salió de 150 la alimentación, pero aparte lo que es el transporte, se presupuestó también, entonces depende la distancia y la cantidad que gastan las compañeras. Entonces en ese presupuesto, en ese proyecto, en toda la zona, todas las autoridades regionales, consejos autónomos, ahí alcanzaron de analizar que es importante crear un fondo.
El acuerdo que se hizo lo que es el gasto de la alimentación no se va a gastar todo, sino que sólo una pequeña cooperación o 10 pesos la cooperación de cada compañera, pero como son tres días entonces se gasta cada curso, cada taller se gasta 30 peso, entonces sobra todavía, el resto, según el acuerdo de la asamblea de las autoridades, se guardaría como fondo de la zona, no en la región, sino que es de la zona. También lo que es el transporte, el acuerdo que se hizo, se va a gastar nada más 50% y 50% van a cooperar también el pueblo, entonces 50% queda para el fondo de la zona.
¿Pero por qué así se hizo? Porque hemos visto aquí en nuestra zona que el pueblo siempre, cada vez más es muy escaso de recursos económicos cuando algún movimiento, por eso decidieron guardar como fondo en ese resto que quedaría. Así se creó el apoyo, el fondo de la zona, y por esta razón se formó Comisión del Fondo, Comisión del Ahorro. No sé si respondo sus preguntas.
(…)
-*-
¿Quién aprueba que el informe de cuenta y el informe general que es así, si no hay una manita que se mete ahí?
Pues en nuestro tiempo que trabajamos todos juntos, la Junta, no había nadie que checó el informe, solamente todo el equipo de la Junta. Pero cada turno que hicimos todos los informes de los gastos se le pasa una copia a la Información; todas la compras también, planeamos con la Información de comprar algunos alimentos o algunas comisiones. Todos juntos decidimos con la oficina de la Información, con la presencia también de las vigilancias; las tres oficinas se reúnen, ahí sacamos el acuerdo de que se va a comprar algo o va haber una comisión de cuánto va a llevar de su gasto, y ya al regreso informa con la Junta los gastos que se hicieron. En cada turno se va rindiendo las cuentas porque entrando en los turnos se elige un secretario y un tesorero, quien lleva en la mano el dinero, el control, no todos juntos controlamos. Se le encarga una cantidad de, un ejemplo, 10 mil pesos, un compañero se encarga de administrar durante los diez días, y ese compañero es el que se encarga de llevar el control de economía, los gastos, el secretario y el tesorero. Ya al final de cuentas vemos cuánto se gastó y si un compañero le falto cien o doscientos pesos pues queda como su deuda porque él se encargó de administrar durante los 10 días. Es lo que hicimos en cada turno si iba cuadrando las cuentas, no se acumuló hasta el final, sino que cada turno íbamos checando si se cuadraban los 10 mil pesos que se dejaba en los 10 días de turno. Pero siempre las compras se hacía por acuerdo de los tres oficinas.
La pregunta es, hasta dónde un cierto dato seguro esos compañeros, para que digan entonces la verdad, que no está faltando ¿Con qué datos se sostienen?
Compañeros, la respuesta de esta pregunta es con el recibo, la entrada del dinero. Si una cierta cantidad, ponle que hay 50 mil pesos, una entrada durante un tiempo, entonces el compa que llega en su turno, como platicó el compañero, ese 50 mil pesos va a manejar en 10 días, entonces si gastó tres mil o cuatro mil pesos tienen que dar informe cuáles son los gastos con los recibos que gastaron, o comisiones que no hubo gasto pero cuánto fue de comida, entonces lo cuadran la cuenta. Si realmente cuadra, no sólo el administrador o el que está llevando la cuenta, sino junto con la Vigilancia y la Información porque ellos también tienen su lista cuánto es la cantidad que están manejando.
¿Y si no lo entregan con recibo cómo puede comprobar?
Lo que pasa es que todo el dinero que es una entrada tiene que ser con recibo porque si un hermano solidario llega a dar una donación tiene que ser con recibo, porque él tiene que entregar o decir con su colectivo o su organización la cantidad que entregó. Entonces esa copia queda en la Junta y en la Información, por eso no hay ningún pierde porque son entradas de dinero. Y la salida son los que maneja la Junta con la comisión que ahora está haciendo la práctica para entregar las cuentas.
-*-
(Continuará…)
Doy fe.
Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Subcomandante Insurgente Marcos.
México, Marzo del 2013.

ELLOS Y NOSOTROS.

VII.- L@s más pequeñ@s 6.

6.- La Resistencia.

Marzo del 2013.

NOTA: Los siguientes fragmentos hablan de la resistencia zap... ¡un momento!...  ¡¿hay una Fuerza Aérea Zapatista?! ¡¿el sistema de salud zapatista es superior al del mal gobierno?!  Durante estos casi 20 años, las comunidades zapatistas han resistido, con ingenio, creatividad e inteligencia propias, todas las variables contrainsurgentes.  La llamada "Cruzada contra el Hambre", de l@s capataces priistas en turno, no hace sino reeditar la falacia de que lo que los indígenas demandan son limosnas, y no Democracia, Libertad y Justicia.  Esta campaña contrainsurgente no llega sola, la acompañan la mediática (la misma que en la Venezuela de hoy reitera su vocación golpista contra un pueblo que sabrá sacar fuerza de su dolor), la complicidad de la clase política en su conjunto (en lo que debería llamarse "Pacto contra México") y, claro, una nueva escalada militar y policíaca: en territorios zapatistas se envalentonan los grupos paramilitares (con la venia del gobierno estatal), las tropas federales arrecian sus patrullajes provocadores "para localizar a la dirección zapatista", las agencias de "inteligencia" se reactivan, y el sistema de justicia reedita su ridiculez (que rima con Cassez) al negarle al profesor Alberto Pathistán Gómez la libertad, y así condenarlo por ser indígena en el México del siglo XXI.  Pero el profesor resiste, y ni hablar de las comunidades indígenas zapatistas...

-*-

  Buenos días compañeros, buenas días compañeras. Mi nombre es Ana, de la Junta de Buen Gobierno actual, de la cuarta generación 2011-2014, del Caracol I de La Realidad. Voy a hablarles un poco de la resistencia ideológica, el subtema lo traemos entre dos, yo y el compañero. Voy a hablarles de la ideología del mal gobierno.  El mal gobierno utiliza todos los medios de comunicación para controlar y desinformar al pueblo, por ejemplo la televisión, radio, telenovelas, celulares, periódicos, revistas y hasta el deporte. Con la televisión y la radio mete muchos comerciales para distraer a la gente, las telenovelas para enviciar a la gente y crea que lo que pasa en la tele nos va a suceder a nosotras.  En la educación el sistema del mal gobierno, ideológicamente, los que no son zapatistas los maneja para que sus hijos estén en la escuela bien uniformados todos los días, sin importar si sabe leer o escribir, sólo para aparentar o para que se vean bien. También les facilita becas para que tengan estudio pero al final de cuenta el único que se beneficia son las empresas que venden todos los útiles o esos uniformes.  ¿Cómo resistimos todos esos males de la ideología del gobierno en nuestro Caracol? Nuestra arma principal es la educación autónoma. Allá en nuestro Caracol a los promotores se les enseña historias verdaderas relacionadas con el pueblo para que sean transmitidas a los niños y a las niñas, dándose a conocer también nuestras demandas. Se empezó también a dar pláticas políticas a nuestros jóvenes para que estén despiertos y no tan fácil caigan en la ideología del gobierno. Se están dando también pláticas al pueblo sobre las trece demandas, de parte de los locales de cada pueblo.  Esto es lo poco que puedo explicarles y va a quedar con ustedes el compañero.

(...)
-*-

(...)

  Está también lo de los programas, de los proyectos de gobierno. El gobierno empieza a meter proyectos como para que los hermanos reciban de esos proyectos y crean que eso es bueno y para que ellos empiecen a recibir de eso y se olviden de sus trabajos. Para que los hermanos ya no dependan de ellos mismos sino dependan del mal gobierno.

  ¿Qué hacemos nosotros para resistir esas cosas? Empezamos a organizarnos para hacer trabajos colectivos, como ya lo dijeron algunos compas que hacemos trabajos colectivos desde el pueblo, la región, en los municipios y hasta en la zona. Esos trabajos los hacemos para satisfacer nuestras necesidades de distintos tipos de trabajos y es como resistimos para no caer en los proyectos del mal gobierno y que hagamos nuestros propios trabajos para depender de nosotros mismos y no del mal gobierno.

-*-

  Allá hay un hospital grandote en una comunidad que se llama Guadalupe Tepeyac y ahorita está construyendo muy cercano, a media hora de camino, una hora, que es en el centro de La Realidad, otro hospital que es infantil. ¿Pero qué pasa, qué hemos visto en ese hospital que está funcionando en Guadalupe Tepeyac? A pesar de que tiene todo su equipamiento el gobierno llegan gentes de diferentes comunidades, de diferentes municipios, ¿y qué pasa?  Resulta que necesitan hacer un estudio de ultrasonido, por ejemplo, o un análisis de laboratorio, entonces como los doctores ahí saben, saben porque está muy cercano también el hospital que tenemos, el Hospital-Escuela "Los Sin Rostro de San Pedro", que está cercano a otra comunidad, entonces saben que ellos no lo pueden hacer ese estudio en ese hospital de gobierno porque no tienen el personal capacitado ahí, está la máquina pero no hay un personal, entonces lo que hacen ellos es dar la consulta y los envía al hospital de nosotros, al hospital-escuela zapatista.  Se van a hacer ese estudio –hasta qué nivel estamos llegando, compañeros–, se van a hacer el estudio y claro, también hay reglamentos en ese hospital para cobrar una cuota a quien fuera, y le hacen el estudio.

  Entonces la gente se va dando cuenta, se va admirando, que en un hospital oficial no hay lo que muchos esperan, la solución de su problema, entonces acuden a nuestro hospital, aunque sencillo como decimos pero ahí es donde les dicen qué problemas tenemos cuando sale ya el estudio de ultrasonido, y así en el caso de laboratorio.  Ahí está el hospital de Guadalupe pero hay un laboratorista, entonces hay muchas cosas que ese laboratorista no puede hacer los estudios y lo mandan a nuestro hospital-escuela.  Ahí tenemos un compañero que está capacitado y ya capacitó a varios compañeros más, entonces él hace diferentes estudios.  Pero no sólo, la ventaja que tiene él que no lo tiene el otro, el del hospital oficial, que ése sólo hace estudio y punto, y lo manda con otro doctor para que le den un tratamiento; entonces lo que hace este compañero del hospital cuando le llega gente que es enviado de los médicos del hospital de Guadalupe es que le hace el estudio, al mismo tiempo le da la receta, el tratamiento de su enfermedad, porque él ha tenido mucho conocimiento en esa área de laboratorio.

-*-

(...)

  Para completar un poco lo que es de la ciudad rural [levantada, con el aplauso mediático, por el gobierno de "izquierda" del corrupto Juan Sabines Guerrero], al principio hubo construcciones de casas. Según lo que nos cuentan los compañeros es que las construcciones, o sea los materiales que hicieron de la construcción, son esos triplay, ésos bien delgaditos, no como las tablas que tenemos acá.  Actualmente las construcciones están infladas como los globos, cuando hay vientos fuertes y cuando es época de calor y de la lluvia pues todos los materiales que están construidas las casas actualmente ya están desechos. Es lo que hay.  Entonces en unas comunidades allí en ese municipio fueron a vivir unos días las familias, estuvieron y según las comunicaciones en los medios hay una cocina que se construyó con la medida de 3x3, bien chiquito, y un cuartito, una sala al ladito. Pero no se puede hacer nada ahí porque si hacían su fogón ahí, ¿cómo se va a poder hacer fogón o su fuego ahí? No se pudo.

  Actualmente no está funcionando, fueron unos días las familias, pero lo que sabemos es que tuvieron que retornarse a su comunidad. Algunas familias están todavía ahí pero de muy malas condiciones. Según dicen que ahí en un cerrito, arribita donde están las construcciones, hicieron tanques de agua pero no están funcionando, compañeros, no están funcionando.  Dicen que hay un banco ahí para invertir dinero, no sé si es banco mundial, estatal, municipal, no sé, pero no está funcionando. Son puros cascarones ahí ya desechos. No es como dicen ‘ciudad rural’, que muy bonito el nombre pero realmente pues no hay nada. Por eso así como decían los compañeros, ¿por qué creemos en eso que hay proyectos y otras cositas? Son puras mentiras.

(...)

  Así como decían los compañeros, es parte de la guerra del enemigo, por eso si algunos compañeros de esta zona se han dejado de convencer con esas ideas es porque hasta ahí llegaron, no es porque ya van a tener una vida más digna. En muchos lados los que salen de la organización o los que están en los partidos, pero han tenido una mejor vida los compañeros bases de apoyo. La ciudad rural pues de plano son puras mentiras lo que han dicho y lo que están haciendo allá.

  Para dar de entender la manipulación ideológica que hace el mal gobierno en el Santiago El Pinar, a las mujeres les prometieron que van a darle granjas ponedoras, de gallina. Entonces ya ven que las granjas ponedoras es con alimentación, cuando les dieron eso les dieron muchas gallinas para que caga huevos, entonces muy hermoso al principio porque sí empezó a poner muchos huevos las gallinas, pero el gobierno no le buscó el mercado donde se va a vender. Pusieron muchos huevos las gallinas y ahora qué hacemos. No pueden hacer la competencia con las grandes abarrotes donde se vende los huevos.  Entonces nos cuentan los hermanos que lo que hicieron es que entonces vamos a repartirnos, se repartieron pero ya el gobierno no dio más alimentación a las gallinas, las gallinas se empezaron a hacer pálidas, se empezaron a dejar de poner huevos. Y entonces las mujeres dicen ‘¿entonces qué hacemos? Tenemos que cooperar. ¿Pero cómo voy a cooperar si los huevos ya lo comí?, ¿dónde voy a encontrar dinero?’.  Ahí se murieron las gallinas, no dio resultado lo que dice el mal gobierno. Es nada más para que lleguen ahí los camarógrafos que filman que sí entregaron, está muy bonito y no sé qué cosa. Pero eso nada más es de un mes, dos meses, a los tres meses se acabó.

  Así entre otras cosas más está el problema, como está diciendo el compa, que las casas no sirven porque se inflan, es como dice, como sapo. Las mujeres están acostumbradas a hacer su tortilla, ya sea con fogón o con fuego en el piso pero es piso de tierra, en ese caso es piso de madera, triplay, no se puede hacer fuego ahí. Entonces el cilindro que le dieron pues el que no sabe manejar cilindro de gas no dura ni un mes, entonces ahí están botados los cilindros, hay estufa y no sirve para nada.  Luego ya ven que la vida de campesinos, indígenas, es que atrasito de tu casa está verdurita, está caña, piña, plátano, lo que haya, como es nuestro modo de vida, pero ahí no hay, simplemente la casa y punto. No saben qué hacer pero ya quedaron retirado su terreno donde vive, entonces tienen que ir a trabajar ahí pero es gasto otra vez para ir y venir.

  La política del mal gobierno es acabar la vida común, la vida comunitaria, es que dejes tu terreno o que lo vendas, ahora sí si lo vendes te chingaste. Es una política de injusticia, es de crear más miseria. Todas las millonadas que reciben por parte de la ONU, que es la Organización de Naciones Unidas, el mal gobierno, tanto la estatal, municipal y federal, les quedan ellos para organizar a los que provocan los problemas en las comunidades, sobre todo a nosotros que somos bases de apoyo.

  Es la continuación de la política, lo que se hablaba mucho, ahorita ya no quieren que se hable, ya no lo dicen en los medios, lo que es el Plan Puebla-Panamá. Ahora tienen otro nombre de lo que están diciendo porque se atacó mucho sobre el Plan Puebla-Panamá, pero es la misma, sólo cambiaron de nombre para seguir individualizando a las comunidades, para acabar lo común que pueda quedar todavía.

(...)

-*-
Portada de

-*-

  Es más o menos así que se está haciendo en los trabajos en la resistencia, porque estamos hablando de la resistencia.  Y en esos trabajos a veces de los compañeros que trabajaron en milpa o en cafetal, o ya sea si tiene su ganado, a veces ahí si lo vende su animal le queda un poco de recurso económico y como el mal gobierno nos está atacando con sus proyectos de pisos firmes, de vivienda, de mejoramiento de vivienda, otras cosas que reciben esos hermanos priistas, partidistas en otras comunidades.

  Pero resulta que ellos ya están acostumbrado mucho ya con el dinero, como que su mirada ya está más con el gobierno, que venga más dinero y en esos proyectos que reciben, como explicaron algunos compañeros de Garrucha, así está pasando también en el Caracol de Morelia. A veces esos hermanos venden la lámina y es un proyecto de gobierno, el gobierno piensa que lo está mejorando su partido pero está saliendo al revés, el fruto de su trabajo de los compañeros que estamos en resistencia pues ahí llegan a vender esos partidistas.

  Digamos un ejemplo en una hoja de lámina pues a lo mejor en la ferretería está en 180 pesos, pero llegan a vender hasta en 100 pesos, 80 pesos; y reciben bloc para la construcción, puede ser que en las ferreterías está a 5, 6 o 7 pesos, pero ellos llegan a vender hasta 3 pesos, 2 pesos. Y los compañeros, nosotros, como estamos en la resistencia no estamos acostumbrados de gastar el fruto de nuestro trabajo, son ellos los que compran y puede ser que a lo mejor algún día ustedes lo van a ver en algunos nuevos centros de población que la lámina es de color, pero realmente salió en el trabajo de los compañeros. Es así lo que está pasando también allá.

Pero también se dieron cuenta el gobierno dónde se está yendo su proyecto. No se está beneficiando a los partidistas, a los priistas, sino que está aprovechando los zapatistas, es ahí donde manda sus construcciones de vivienda, pero ya no sólo entregan el material sino que ya va el albañil. Llegando el material ya está el albañil porque ya se dio cuenta que sí se está mejorando su casa los zapatistas, es por eso que lo va cambiando, es muchas formas que lo está usando los malos gobiernos que han pasado desde el 94 y hasta acá.

-*-

  Bueno compas, de nuevo otra vez a explicar lo que es la resistencia militar, por ejemplo lo que explicó ya la compañera.  Yo me toca explicar lo que pasó en 1999 en el ejido Amador Hernández, municipio General Emiliano Zapata.

  En ese tiempo un día 11 de agosto llegó los militares y compañeras y compañeros resistimos lo que fue esa entrada de los militares.  Como ellos querían tomar lo que es la comunidad, en un salón de baile llegaron los militares y lo que hicieron las compañeras es enfrentarlos; los sacaron de esa comunidad y ponerlo en un lugar fuera de la comunidad.  Pero siguió, se hizo un plantón. Ahí participó todo lo que es la zona, lo que es del Caracol La Realidad. En esa resistencia también llegaron los de la sociedad civil y toda esa resistencia se aguantó porque era tiempo de chaquiste, tiempo de lodo, como este tiempo de lluvia. Todo eso no caímos en sus provocaciones, no nos enfrentamos militarmente sino que pacíficamente llegamos frente de ellos.

  Lo que se organizaba en ese plantón se hacían bailes, bailábamos enfrente de los militares. Y se hacían cultos religiosos, se hacían programas de eventos de los compas, de repente les dábamos la plática política de la lucha.
  ¿Qué hicieron los militares? Empezaron como que los convencíamos porque estábamos de frente a frente con ellos, entonces lo que hizo los mandos militares del ejército fue poner unas bocinas para que ya no escucharan nuestras palabras y los retiró otro poco más.

  ¿Qué pasó ahí? Es de que los compañeros se volvió a inventar, creo que habían escuchado los avioncitos de papel, escribiendo por qué está el plantón y les aventábamos así a los militares y lo pepenaban los militares. Es cuando se hizo la primera fuerza aérea del Ejército Zapatista en Amador Hernández, pero son de puro papel.

(...)

  Todo eso, compas, pasó en esa resistencia militar y como nos hacíamos los empujones con los militares, compañeros y compañeras enfrente y los militares de dos filas, y había un compa que… un chaparrito el compa, como los militares nos empujaban con sus escudos y tenían esos toletes que les dicen, nos empujaban y el compa pues le pisoteaba el pie al miliar y le pisoteaban también. Como estaba otro soldado más grandote ahí como que le dio curiosidad de reírse, se empezó a reír porque el compa le pisoteaba el pie al otro, le pisoteaban también. Se empezó a reír el militar y el compa chaparrito le dice al cabrón soldado "¿de qué te ríes tú chaparrito?", y está más grande el soldado y está más chaparrito el compa.

(...)

-*-

  Eso es lo que yo alcancé a ver y estamos viendo.  El resultado sí ahí está. No en vano que comimos tostada para entrarle y la tostada sí da fuerza y da sabiduría. Ahí se utilizó mucho de lo que es el colectivismo, ¿por qué hablo en esa forma, compañeros?  Me disculpen la palabra, compañeras, ahí aprendemos con muchos de los compañeros en cada pueblo, de cada municipio, para enfrentar los chingados soldados que hay dentro de nuestros lugares, que nos llegan a hostigar.  Ahí aprendieron las compañeras a defenderse, no sé, con garrotazos los tienen que sacar los soldados, a fuerza, con piedra o con gritaderas y con mentaderas sí lo hicieron.  Así se organizaron las compañeras, yo lo vi y tengo presente que las compañeras ahí sí se convencieron de enfrentar, ahí se demostraron que sí pueden las compañeras.

(...)

-*-

Las autoridades también empezaron a turnar y a recibir nuestros necesidades que vamos presentando en cada pueblo, en cada región y en cada centro, en el municipio.  Así fuimos trabajando poco a poco, avanzando.  Ya cuando está formado empezamos a crear, a iniciar el trabajo de salud y educación, entonces como dijo la compañera, tenemos ya la clínica en el municipio, la “Compañera María Luisa” [nombre de lucha de Dení Prieto Stock, caída en combate el 14 de febrero de 1974 en Nepantla, Estado de México, México] y en el ejido San Jerónimo Tulijá se llama “Compañera Murcia-Elisa Irina Sáenz Garza”, una compañera que luchó, que murió en el combate allá en el rancho El Chilar [en la Selva Lacandona, Chiapas, México, en febrero de 1974], ahí cerca donde estamos, es nuestra colindancia ahí donde ellos murieron, ése llevó el nombre de la clínica.

-*-

María Luisa                                            Murcia

                                                  
     Dení Prieto Stock                                                            Elisa Irina Sáenz Garza "Murcia"

-*-

(Continuará...)


Doy fe.


Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Subcomandante Insurgente Marcos.
México, Marzo del 2013.


ELLOS Y NOSOTROS.
 VII.- L@s más pequeñ@s 7 y último.
 7.- Dudas, sombras y un resumen en una palabra.

Marzo del 2013.

Las Dudas.

  Si después de leer los fragmentos de la palabra de las compañeras y compañeros del EZLN, usted todavía sostiene que los indígenas zapatistas son manipulados por la mente perversa del supmarcos (y ahora también del subcomandante insurgente Moisés) y que nada ha cambiado en territorio zapatista desde 1994, entonces usted no tiene remedio.

No le recomendamos que apague la televisión, o que deje de repetir las ruedas de molino que la intelectualidad suele repartir entre sus feligreses, porque se le quedaría la mente en blanco.  Siga usted creyendo que la reciente ley de telecomunicaciones va a democratizar la información, que elevará la calidad de la programación, y que mejorará el servicio de telefonía celular.

Pero si usted pensara así, ni siquiera habría llegado hasta esta parte de la saga “Ellos y Nosotros”, así que, es un supositorio, digamos que usted es una persona que se precia de un coeficiente intelectual promedio y una cultura progresista.  Con esas características es muy probable que usted practique la duda metódica frente a todo, así que sería lógico suponer que dude de lo que aquí ha leído.  Y dudar no es algo condenable, es uno de los ejercicios intelectuales más sanos (y más olvidados) en la humanidad.  Y más cuando se trata de un movimiento como el zapatista o neo-zapatista, sobre el que se han dicho tantas cosas (la mayor parte sin siquiera haberse acercado a lo que somos).

Dejemos de lado un hecho, que fue constatable hasta por los grandes medios de comunicación: decenas de miles de indígenas zapatista tomando, en forma simultánea, 5 cabeceras municipales del suroriental estado mexicano de Chiapas.
Aunque, ya entrados en dudas, si nada ha cambiado en las comunidades indígenas zapatistas, ¿por qué siguen creciendo?  ¿No habían dicho todos que era algo del pasado, que los errores del ezetaelene (ok, ok, ok, de marcos) le habían costado su existencia (“mediática”, pero eso no lo dijeron)?  ¿No se había desbandado la dirección zapatista?  ¿No había desaparecido el EZLN y de él sólo quedaba la empecinada memoria de quienes, fuera de Chiapas, sienten y saben que la lucha no es algo sujeto a los vaivenes de la moda?

Ok, obviemos ese hecho (el ezetaelene creció exponencialmente en estos tiempos en que no estaba de moda), y abandonemos el intento de plantear esas dudas (que sólo servirán para que sus comentarios en los artículos de la prensa nacional sean editados o lo banneen a usted “por siempre jamás”).

Retomemos la duda metódica:

¿Y si esas palabras, que aparecieron en estas páginas como de hombres y mujeres indígenas zapatistas, en realidad son autoría de Marcos?

Es decir, ¿y si Marcos simuló que eran otr@s l@s que hablaban y sentían esas palabras?

¿Y si esas escuelas autónomas en realidad no existen?

¿Y si los hospitales, y las clínicas, y la rendición de cuentas, y las mujeres indígenas con cargo, y la tierra trabajando, y la fuerza aérea zapatista, y …?

En serio: ¿y si nada de lo que ahí dicen esas indígenas, esos indígenas existe realmente?

En resumen, ¿y si todo no es nada más que una monumental mentira, levantada por marcos (y Moisés, ya que en ésas estamos) para consolar con quimeras a l@s izquierdistas (suci@s, fe@s, mal@s, irreverentes, no lo olvide) que nunca faltan y que siempre son unos cuantos, pocos, poquísimos, una minoría despreciable?  ¿Y si el supmarcos inventó todo esto?

¿No sería bueno confrontar esas dudas y su sano escepticismo con la realidad?
¿Y si fuera posible que usted viera directamente esas escuelas, esas clínicas y hospitales, esos proyectos, esas mujeres y esos hombres?

¿Y si usted pudiera escuchar directamente a esos hombres y mujeres, mexican@s, indígenas, zapatistas, esforzándose por hablarle en español y explicándole, contándole su historia, no para convencerlo o para reclutarlo, sólo para que usted entienda que el mundo es grande y tiene muchos mundos en su interior?

¿Y si pudiera usted concentrarse sólo en mirar y escuchar, sin hablar, sin opinar?

¿Tomaría usted ese reto o seguiría usted en el refugio del escepticismo, ese sólido y magnífico castillo de las razones para nada hacer?

¿Solicitaría ser invitado y aceptaría la invitación?

¿Asistiría usted a una escuelita en la que las profesoras y los profesores son indígenas cuya lengua materna está tipificada como “dialecto”?

¿Se aguantaría las ganas de estudiarl@s como objeto de la antropología, la psicología, el derecho, el esoterismo, la historiografía, de hacer un reportaje, de hacerles una entrevista, de decirles su opinión, de darles consejos, órdenes?

¿L@s miraría, es decir, l@s escucharía?

 -*-

 Las sombras.

A un lado de esta luz que ahora brilla, no se advierte la forma irregular de las sombras que la han hecho posible.  Porque otra de las paradojas del zapatismo es que no es la luz la que produce las sombras, sino son de éstas de las que la luz nace.

Mujeres y hombres de rincones lejanos y cercanos en todo el planeta hicieron posible no sólo lo que se va a mostrar, también enriquecieron con sus miradas el andar de estos hombres y mujeres, indígenas y zapatistas, que ahora levantan de nuevo la bandera de una vida digna.

Individuos, individuas, grupos, colectivos, organizaciones de todo tipo, y en diferente nivel, contribuyeron a que este pequeño paso de l@s más pequeñ@s se realizara.

De los 5 continentes llegaron las miradas que, desde abajo y a la izquierda, ofrecieron respeto y apoyo.  Y con estas dos cosas no sólo se levantaron escuelas y hospitales, también se levantó el corazón indígena zapatista que, así, se asomó a todos los rincones del mundo a través de esas ventanas hermanas.

Si hay un lugar cosmopolita en tierras mexicanas, tal vez lo sea la tierra zapatista.

Frente ante tal apoyo, no correspondía menos que un esfuerzo de igual magnitud.

Creo, creemos, que toda esa gente de México y del mundo puede y debe compartir como propia esta pequeña alegría que hoy camina con rostro indígena en las montañas del sureste mexicano.

Sabemos, sé, que no lo esperan, ni lo exigen, ni lo demandan, pero como quiera les mandamos un gran abrazo, que así es como los zapatistas, las zapatistas, agradecemos entre compañer@s (y de manera especial abrazamos a quienes sí supieron ser nadie).  Tal vez sin proponérselo, ustedes fueron y son, para todas nosotras, nosotros, la mejor escuela.  Y sobra decir que no dejaremos de esforzarnos por conseguir que, sin importar su calendario y su geografía, respondan siempre afirmativamente a la pregunta de si vale la pena.

A todas (lo lamento desde lo profundo de mi esencia machista, pero las mujeres son mayoría cuantitativa y cualitativa), a todos: gracias.

(…)

Y, bueno, hay de sombras a sombras.

Y las más anónimas e imperceptibles son unas mujeres y hombres de baja estatura y de piel del color de la tierra.  Dejaron todo lo que tenían, aunque fuera poco, y se convirtieron en guerreras, en guerreros.  En silencio y en la oscuridad contribuyeron y contribuyen, como nadie más, a que todo esto sea posible.

Y ahora hablo de las insurgentas y los insurgentes, mis compañer@s.

Van y vienen, viven, luchan y mueren en silencio, sin hacer bulla, sin que nadie, a no ser nosotr@s mism@s, les lleve la cuenta.  No tienen rostro ni vida propia.  Sus nombres, sus historias, tal vez sólo vengan a la memoria de alguien cuando muchos calendarios se hayan deshojado.  Entonces, tal vez en torno a algún fogón, mientras el café hierve en una vieja tetera de peltre y se enciende el fuego de la palabra, alguien o algo salude su memoria.

Y como quiera no importará mucho, porque de lo que se trataba, de lo que se trata, de lo que se ha tratado siempre, es contribuir en algo a construir esas palabras con que suelen comenzar los cuentos, las anécdotas y las historias, reales y ficticias, de las zapatistas, de los zapatistas.  Tal y como comenzó lo que ahora es una realidad, es decir, con un:

 ”Habrá una vez…”

 Vale.  Salud y que no falten, nunca,  ni el oído ni la mirada.

(ya no continuará)

A nombre de las mujeres, hombres, niños, ancianos, insurgentas e insurgentes del

Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos.

México, Marzo del 2013.

P.D. QUE ADELANTA.- Seguirán saliendo escritos, no alegrarse de antemano.  Principalmente serán del compañero Subcomandante Insurgente Moisés, referentes a la escuelita: fechas, lugares, invitaciones, inscripciones, propedéuticos, reglamentos, niveles, uniforme, útiles escolares, calificaciones, asesorías, dónde conseguir los exámenes ya resueltos, etc.  Pero si preguntan cuántos niveles son y en cuánto tiempo se llega a la graduación, les decimos: nosotras, nosotros llevamos más de 500 años y todavía no terminamos de aprender.

P.D. QUE DA UN CONSEJO PARA ASISTIR A LA ESCUELITA- Eduardo Galeano, un sabio en el difícil arte de mirar y escuchar, escribió, en su libro “Los Hijos de los Días”, en el calendario de marzo, lo siguiente:

“Carlos y Gudrun Lenkersdorf habían nacido y vivido en Alemania.  En el año de 1973, estos ilustres profesores llegaron a México.  Y entraron al mundo maya, a una comunidad tojolabal, y se presentaron diciendo:

   – Venimos a aprender.

   Los indígenas callaron.

   Al rato, alguno explicó el silencio:

   – Es la primera vez que alguien nos dice eso.

   Y aprendiendo se quedaron allí, Gudrun y Carlos, durante año y años.

   De la lengua maya aprendieron que no hay jerarquía que separe al sujeto del objeto, porque yo bebo el agua que me bebe y soy mirado por todo lo que miro, y aprendieron a saludar así:

   – Yo soy otro tú.

   – Tú eres otro yo.”

Hágale caso a Don Galeano.  Porque es sabiendo mirar y escuchar, como se aprende.
P.D. QUE EXPLICA ALGO DE CALENDARIOS Y GEOGRAFÍAS.- Dicen nuestros muertos que hay que saber mirar y escuchar todo, pero que en el sur siempre habrá una riqueza especial.  Como se habrán dado cuenta quienes pudieron ver los videos (se quedaron no pocos en el bolsillo, a ver si en otra ocasión) que acompañaron los escritos de esta serie de “Ellos y Nosotros”, tratamos de hilar diversos calendarios y geografías, pero hubo un empecinamiento en nuestro respetado sur latinoamericano.  No sólo por la Argentina y el Uruguay, tierras sabias en rebeldía, también porque, según nosotras, nosotros, en el pueblo Mapuche no sólo hay dolor y rabia, también entereza en la lucha y una profunda sabiduría para quien sabe mirar y escuchar.  Si hay un rincón en el mundo a donde hay que tender puentes, es el territorio Mapuche.  Por ese pueblo, y por tod@s las desaparecid@as y pres@s de este adolorido continente, sigue viva la memoria.  Porque no sé si del otro lado de estas letras, pero sí de este lado: ¡ni perdón, ni olvido!

P.D. SINTÉTICA.- Sí, lo sabemos, este desafío no ha sido ni será fácil.  Vienen grandes amenazas, golpes de todo tipo y de todos lados.  Así ha sido y será nuestro caminar.  Cosas terribles y maravillosas componen nuestra historia.  Y así será.  Pero si se nos pregunta cómo podemos resumir en una palabra todo: los dolores, los desvelos, las muertes que nos duelen, los sacrificios, el continuo navegar contra corriente, las soledades, las ausencias, las persecuciones y, sobre todo, este empecinado hacer memoria de quienes nos precedieron y ya no están, entonces es algo que une todos los colores de abajo y a la izquierda, sin importar el calendario o la geografía.  Y, más que una palabra, es un grito:

Libertad… ¡Libertad!… ¡LIBERTAD!

Vale de nuez.
El sup guardando la compu y caminando, siempre caminando.
Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Videos

Loading...

Catálogo de la cooperativa de Muebles Tintero en PDF