Anticapitalistas en la Otra

Anticapitalistas en la Sexta es un espacio de discusión y organización política de carácter anticapitalista e internacionalista, que busca enlazar las luchas y fortalecer la unidad de las y los trabajadoras de la Ciudad, el Campo, el Mar y el Aire, y del resto de l@s explotad@s por el sistema capitalista para avanzar en la construcción de un Programa Nacional de Lucha y su Plan de Insurrección. Como segundo propósito buscamos difundir las luchas, denuncias y actividades de los adherentes a La Sexta en el país y el mundo, y también de todos aquellos que que sin ser parte de La Sexta se encuentren abajo y a la izquierda.

contáctanos en: aaoc2010@gmail.com
Video del mes: Palabras del mes: Es preciso no olvidar que en virtud y por efecto de la solidaridad del proletariado, la emancipación del obrero no puede lograrse si no se realiza a la vez la liberación del campesino. De no ser así, la burguesía podría poner estas dos fuerzas, la una frente a la otra, y aprovecharse, por ejemplo, de la ignorancia de los campesinos para combatir y refrenar los justos impulsos de los trabajadores citadinos; del mismo modo que, si el caso se ofrece, podrá utilizar a los obreros poco conscientes y lanzarlos contra sus hermanos del campo. CARTA DE EMILIANO ZAPATA A GENARO AMEZCUA Tlaltizapán, Febrero 14, 1918

Firma en contra de la reactivación del proyecto de despojo en Atenco

lunes, 3 de diciembre de 2012

Castigo al Asesino Peña Nieto

Violencia y represión en la llegada de Enrique Peña Nieto a la presidencia de México

pn1
705271_464666326908398_1004838421_o
pn6
Violencia y represión en la llegada de Enrique Peña Nieto a la presidencia de México
Posted By marchela On diciembre 2, 2012 @ 2:44 In De último momento,Geografía,México | 1 Comment
México DF. Once heridos y siete intoxicados, al menos siete de ellos de gravedad y uno con exposición de masa encefálica, 92 detenidos, once menores de edad,  y un número indefinido de desaparecidos es el saldo de la violenta jornada de represión que comenzó la mañana de este sábado 1 de diciembre, y que se prolongó hasta alrededor de las cuatro de la tarde, en el marco de las protestas por la asunción a la presidencia de Enrique Peña Nieto, convocadas por el movimiento #YoSoy132.
Durante más de diez horas, los estudiantes, activistas, integrantes de diversas organizaciones civiles y sindicatos y ciudadanos de a pie que repudiaban la toma de protesta de Peña Nieto, fueron cercados, amedrentados, golpeados, gaseados y algunos de ellos detenidos arbitrariamente por elementos de la policía federal y estatal, desde el Palacio legislativo de San Lázaro –donde comenzó la protesta–  hasta la sede del Senado, y más tarde en las inmediaciones del Zócalo de la Ciudad de México, el Monumento a la Revolución y el Palacio de Bellas Artes.
Los enfrentamientos comenzaron cerca de las siete de la mañana en los alrededores de San Lázaro. A las 4:30 de la madrugada, un contingente de jóvenes de #YoSoy132 y la Acampada Revolución se dirigieron al recinto legislativo para hacer un cerco humano al Congreso. Ahí se encontraron con contingentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y algunas otras organizaciones, a las que se sumó posteriormente el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT). Cerca de las siete de la mañana, los manifestantes derribaron una de las vallas que resguardaba el lugar. Inmediatamente, los policías federales y granaderos del Distrito Federal dispararon grandes cantidades de gases lacrimógenos y balas de goma. Desde el interior del vallado se lanzaron también chorros de agua contra los manifestantes.
Los contingentes respondieron con todo lo que tenían a su alcance, y las calles aledañas al recinto legislativo se convirtieron en un campo de batalla. De este enfrentamiento, resultaron los heridos más graves de la jornada. Francisco Quinquedal Leal, de 67 años, fue alcanzado en la cabeza por una granada lanzada por policías federales; fue retirado del lugar inconsciente y con exposición de masa encefálica. El joven Rubén Fuentes fue herido con arma de fuego en una pierna.
Con piedras, botellas y bombas molotov los manifestantes contestaron al embate policiaco. Los enfrentamientos en San Lázaro se prolongaron hasta las 11 de la mañana, cuando los contingentes decidieron retirarse y dirigir la protesta hacia el Zócalo de la Ciudad de México, donde se encuentra el Palacio Nacional, lugar donde Enrique Peña Nieto dirigiría un mensaje a la Nación.
Las calles del Centro Histórico fueron totalmente blindadas por miles de policías –federales y de la ciudad, incluyendo cuerpos de la Bancaria Industrial y de Tránsito- para impedir el paso hacia el Zócalo, así como un contingente de comerciantes ambulantes, que portaban carteles en apoyo a Enrique Peña Nieto, que encaraba a los manifestantes fuera del metro Pino Suárez. Un ama de casa que hacía compras reclamó: “A poco así lo van a estar cuidando los seis años, al pendejo”. Un grupo de profesores de la CNTE fue “encapsulado” por granaderos locales. Mientras tanto, los episodios de corretizas y enfrentamientos se extendían hasta la sede del Senado, ubicado en Reforma y París.
Una valla de granaderos, así como patrullas y elementos de seguridad pública del Distrito Federal y de la policía bancaria industrial impedía el paso sobre avenida Juárez, frente al Palacio de Bellas Artes, donde alrededor de la una de la tarde se desató un enfrentamiento entre las fuerzas del orden y los manifestantes. Mientras tanto, otro grupo que protestaba fue reprimido en la avenida Reforma, cerca del Monumento a la Revolución. Durante las más de dos horas que duró el episodio represivo en esta área, los negocios y locales del área permanecieron cerrados.
En un recorrido realizado por las reporteras de Desinformémonos a lo largo del Eje Central Lázaro Cárdenas, avenida Juárez y las calles Francisco I. Madero, 5 de Mayo, Tacuba y avenida Reforma, hasta el Monumento a la Revolución, se constató la presencia de vallas policiacas en diversos puntos de estas calles, así como camionetas, patrullas y motocicletas que cercaban el área.
Alrededor de las 16:30 horas,  los contingentes de manifestantes habían sido disipados por los embates policiacos ocurridos en diversos puntos del Centro Histórico. Un grupo de aproximadamente mil personas se dirigió entonces a la Acampada Revolución, en el Monumento a la Revolución, y de ahí se desplazaron hacia la Agencia 50 de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, en la colonia Doctores, en donde –hasta las 19:30 horas de este sábado–  hay 96 personas detenidas y no se permite el acceso de abogados defensores, informan integrantes del movimiento #YoSoy132.

Article printed from Desinformémonos: http://desinformemonos.org
URL to article: http://desinformemonos.org/2012/12/iolencia-y-represion-en-la-llegada-de-enrique-pena-nieto-a-la-presidencia-de-mexico/




Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Videos

Loading...

Catálogo de la cooperativa de Muebles Tintero en PDF